PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Del comunismo a la homosexualidad: 10 películas clave del cine político chino

H

 

La compleja historia del Dragón Asiático, a través de sus películas prohibidas y sus éxitos propagandísticos

Natxo Medina

10 Junio 2014 12:57

La mayoría de las noticias que nos llegan sobre China están relacionadas con su brutal crecimiento económico y los problemas derivados del mismo. Sin embargo, esta visión tan concentrada en la actualidad nos hace perder la perspectiva de una historia compleja y violenta, que ha llevado al gigantesco país de ser una dinastía milenaria a una república gobernada por la obsesión capitalista en menos de un siglo. Por el camino, sus millones de ciudadanos vivieron treinta y siete años de gobierno nacionalista republicano y una revolución cultural maoísta que se esforzó a fondo, sin conseguirlo, en borrar de un plumazo el pasado del país.

El siglo XX fue un cúmulo tremendo de cambios traumáticos para el país, y semejante evolución tuvo su traducción lógica en las pantallas de cine. Por eso la historia del cine chino también es convulsa y está marcada por las luchas políticas, la propaganda estatal y la censura de uno y otro signo. Los sucesivos gobiernos del país vieron claro que, en el siglo de los medios de comunicación de masas, el control del país pasaba por el control de la moral y el pensamiento, y que el cine sería una herramienta fundamental en esa misión. Una población eminentemente rural e iletrada haría el resto. Hoy, pese a la supuesta apertura del Régimen, el Departamento Central de Propaganda sigue actuando contra los disidentes.

Pero claro, donde hay prohibición, siempre se abren brechas. La historia del cine chino también es una historia de rebeldía. De directores que desafiaron las estrictas normas gubernamentales e intentaron contar historias que rompieran el asfixiante cerco de la maquinaria estatal. Desde aquellos a quien se prohibió dirigir, a quienes tuvieron que salir del país para ser reconocidos internacionalmente, o quienes desde el mismo corazón de la bestia creaban intensos melodramas de fuerte base social que retrataban sutilmente las dificultades de la vida diaria en una China en permanente transformación.

Tan apasionante mezcla ha llevado a los responsables del British Film Institute a dedicar los próximos meses a una ambiciosa retrospectiva a un siglo de cine chino. Desde aquí te traemos una breve recopilación de películas para entender mejor las contradicciones de esta historia fascinante.

1. Red Heroine (1929)

La antecesora remota de Beatrix Kiddo protagoniza este wuxia (género chino de espadachines) en el que una huerfanita llamada Yun Mei sobrevive al ataque de un señor de la guerra, es entrenada por un monje en artes marciales y crece para vengarse. La subversión venía tanto del género de la película, que nacionalistas y comunistas trataron de prohibir, como su protagonista, una mujer guerrera.

2. Remorse in Shangai (1944)

Es considerado el film más controvertido del país. Quizás por eso la información que encontramos en la red sobre él es tan escasa. Rodado en Shangai durante la ocupación japonesa de la ciudad, cuenta la historia de una lider Taiping que durante las Guerras del Opio del siglo XIX se refugia en el consulado japonés. Se tachó como anti-británica, anti-americana y traidora a la patria. Una patata caliente, vamos.

Remorse in Shangai (1944)

3. Spring in a small town (1948)

Cuando el Estado quiere controlarlo todo, incluso no ser político puede suponerte un problema. Eso mismo pasó con esta película sobre un triangulo amoroso adúltero. Considerada como el cénit de la época dorada del cine hecho en Shangai, fue prohibida por considerarse de derechas, ya que según los censores “no tenía ninguna motivación política”.

4. Letter With Feather (1954)

Se trata de uno de los films más populares del momento, pensado como herramienta propagandística para niños. Un pequeño campesino se vale de su inteligencia para entregar un mensaje importante al Ejército de la Octava Ruta, parte del Partido Comunista, en la segunda guerra chino-japonesa. Su claro posicionamiento político hizo que fuera una de las pocas películas previas a 1966 (año en que comenzó la Revolución Cultural) disponibles para todos los públicos.

Letter With Feather (1954)

5. An Unfinished Comedy (1957)

Dos famosos comediantes representan sketches en los que parodian las políticas del gobierno y su propaganda. An unfinished comedy es una comedia negra que no hizo demasiada gracia a los miembros del Partido Comunista. Tan poco les gustó que su director, Lü Ban, fue duramente perseguido, y nunca más volvió a dirigir ninguna película.

An Unfinished Comedy (1957)

6. Breaking With Old Ideas (1975)

Fue una de las escasas películas que se dirigieron durante los años de Revolución Cultural, y su guión y personajes se sometieron estrictamente a los órganos de propaganda. No podía ser menos en una película en la que el propio Mao actúa como Deus Ex Machina final, salvando a los protagonistas de sus conservadores enemigos.

7. Woman-Demon-Human (1987)

Considerada la primera película feminista china, cuenta la historia real de Pei Yanling, estrella de la Ópera de Pekín, quien pese a su fama y riqueza, y a desafiar las limitaciones impuestas a su género convirtiéndose en una especialista en artes marciales, sufrió en sus carnes las desdichas de un sistema profundamente misógino.

8. Adiós a mi Concubina (1993)

Consiguió distribución internacional y hoy es la única película china que ha ganado la Palma de Oro en Cannes. Aún así, esta historia épica sobre dos amigos que viven en sus carnes las transformaciones del siglo, desde el trasfondo de la Ópera de Pekín, fue prohibida por un tiempo por sus connotaciones homosexuales y la mala imagen que daba de los comunistas.

9. East Palace, West Palace (1996)

Una homosexualidad más abierta era la que podíamos ver en esta película, probablemente la primera en mirar de cara este asunto en el cine chino. La jugada no sentó muy bien a los censores, quienes la prohibieron por “ensuciar la imagen de los socialistas” y sobre todo por “promover ideas corruptas”.

10. A Touch Of Sin (2013)

Obras como The World, Naturaleza Muerta o esta parábola sobre la profunda corrupción del país situan a Jia Zhang Ke como una voz imprescindible para entender la brusca y desconcertante transformación de la nueva China. Los medios de comunicación chinos fueron instruidos por el Departamento de Propaganda a no hacer ningún comentario o crítica sobre la película.

share