Actualidad

Así serán las compras del futuro

Mondelez, multinacional del sector de los snacks, experimenta con un sistema que recopila datos de edad y género de sus clientes desde la misma estantería en la que están expuestos los productos

¿Recuerdas esa escena en “Minority Report” en la que el personaje que interpreta Tom Cruise camina por un centro comercial siendo bombardeado por anuncios personalizados? Pues bien, aunque la película está ambientada en 2054, esa manera de entender la publicidad en el punto de venta podría estar entre nosotros muy pronto. Especialmente si eres adicto a los snacks.

La multinacional americana Mondelez International, propietaria de marcas tan conocidas como Chips Ahoy, Nabisco, Oreo, Trident, Toblerone, Halls y Ritz, entre otras, ha anunciado que en 2015 introducirá en sus puntos de venta estanterías que podrán “ver” a los clientes que se interesen por sus productos. El sistema está basado en los sensores Kinect de Microsoft y permitiría reconocer características como la edad o el género de cualquiera que pase por delante o se detenga frente a sus productos.

Tal y como ha explicado Mark Dajani, responsable de comunicación de Mondelez, al Wall Street Journal, el controlador también podrá analizar rasgos faciales y la estructura ósea para generar perfiles de potenciales compradores. Aunque el sistema no guardará imágenes de tu cara, si que almacenará todos los datos demográficos derivados de cada compra.

El objetivo del sistema es lograr que el marketing sea lo más personalizado posible y hacer llegar los productos adecuados a sus clientes potenciales con más eficacia. Según apunta Dajani, la compañía también trabaja en otras nuevas tecnologías como sensores de peso que indicarían cuando el consumidor ha cogido un producto, haciéndole llegar anuncios o cupones relacionados con su compra para empujarle a consumir más.

Teniendo en cuenta el problema de obesidad que asola a los Estados Unidos, no parece muy edificante que sea una marca de comida basura quien dé los primeros pasos en esta clase de innovaciones tecnológicas. Está por ver si también se utilizará para dar a conocer los beneficios de, por ejemplo, la pectina que llevan las manzanas.

Precisamente, una “lucha” entre estanterías para colocarte su producto es lo que más remitiría a esa cacofonía de anuncios que tienen que soportar el pobre John Anderton en “Minority Report”. ¿Queremos que sean así nuestras compras en el futuro?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar