Actualidad

La pesadilla de quedarte encerrado de por vida en un IKEA

'IKEA Dream Makers' es el cómic definitivo para quien quiera saber lo que es pasar un sábado en la tienda sueca

Caleb se despierta apoyado contra una pared de ladrillo. La boca pastosa y los sentidos embotados. No sabe dónde está ni cómo ha llegado a esa especie de sótano oscuro y maloliente. Pero al echar un ojo a través de una rendija de ventilación, se da cuenta de que no ha sido raptado por un psicópata desquiciado sino algo mucho peor: de alguna forma misteriosa está encerrado en las entrañas de una tienda IKEA.

Este es el punto de partida de IKEA Dream Makers, el debut en largo del joven ilustrador Cristian Robles editado por la editorial barcelonesa DeHavilland. Una historia con un punto de partida extraño, pero que a partir de ahí se hunde hasta las trancas en el fango de lo turbio y desquiciado. Porque pronto Caleb se da cuenta de que no puede salir de la habitación en la que se encuentra. Y de que cuando por fin consigue acercarse a los túneles de ventilación nadie le escucha.

Desde allí puede estudiar el inquietante funcionamiento interno de la tienda, un microcosmos escheriano hecho de nuggets, grasa, empleados zombis y maldiciones vikingas. Incluso le da tiempo de enamorarse de una de las encargadas y convertirse en un experto en hacer esculturas con sus propias heces. Llegados a cierto punto, parece que la locura no puede ir a más. Pero en ese momento, Caleb dice sin querer las palabras mágicas... Y descubre la verdad definitiva detrás de la tienda multimillonaria preferida de todas las familias domingueras y los adictos al hot-dog barato.

IKEA Dream Makers es un pequeño artefacto que esconde un universo enorme; un delirio que de alguna manera recoge toda la paranoia que puede uno llegar a sentir un sábado por la mañana encerrado en el laberinto de una tienda de la marca sueca. Es el ligero pánico que te recorre la espina dorsal cuando sientes que tu cerebro es incapaz de procesar todos esos nombres llenos de diéresis, y te das cuenta de que ya has cargado tus sacos azules con más cosas de las que tu tarjeta de crédito puede asumir.

Una fantasía grotesca que lleva al corazón retorcido del emporio internacional y aunque nadie lo diría de primeras, nos dice mucho sobre el mundo en que vivimos. Uno dominado por fuerzas ocultas e histéricas que en cualquier momento pueden ponerse violentas. Y que no piensan dejarte escapar. Así que ten cuidado si algún día vuelves a pisar IKEA. Podría pasarte como a Caleb, del que nunca nada más se supo .

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar