Actualidad

Combatientes de Daesh subastan esclavas sexuales a través de Facebook

Por tan solo 8.000 dólares puedes conseguir una esclava a través de Internet

Imagen de Alice Martins para The Washington Post

—¿Qué hace que valga 8.000 dólares? ¿Tiene alguna habilidad excepcional?

—No, simplemente es la oferta y la demanda lo que hace que tenga ese precio.

Este es un extracto de una conversación real entre dos milicianos del DAESH. A simple vista parece una simple transacción comercial. Lo escalofriante viene cuando se conoce el objeto de este intercambio: una mujer.

Los secuestros de mujeres y niñas a manos del Estado Islámico con el objetivo de convertirlas en esclavas sexuales no son algo nuevo. Tampoco su paso de mano en mano previo pago. Sin embargo, recientemente se ha descubierto que muchos de estos “negocios” se hacen a través de un canal con el que estamos todos muy familiarizados: las redes sociales.

El pasado 20 de mayo un terrorista del Estado Islámico colgó dos fotografías en Facebook con un texto muy claro: "Se vende". Es la primera vez que los terroristas publican en esta red social fotos de prisioneras a la venta

Según informa The Washington Post , el pasado 20 de mayo Abu Assad Almani, un terrorista del Estado Islámico al que se cree de origen alemán, publicó en su página de Facebook fotos de dos mujeres a las que quería vender como esclavas sexuales por el módico precio de 8.000 dólares .  

“A todos los hermanos que estén pensando en comprar una esclava, esta vale 8.000”, decía el post. En la foto aparecía una mujer de tez oscura con la cara llena de golpes. Horas más tarde, el mismo hombre publicaba otra imagen, esta vez una joven de rostro pálido con los ojos llorosos. “Otra Sabiyah (esclava), también alrededor de 8.000 dólares. ¿Sí o no?”, decía la publicación.

Assad Almani recomienda a sus contactos de Facebook “casarse” y “venir a Dawlah” o al territorio del Estado Islamico en Irak y Siria. Las imágenes pronto se llenaron de comentarios de hombres que discuten sobre el precio de venta, se burlan de las mujeres y recriminan al terrorista que haya colgado fotos de mujeres sin velo.

Ambas imágenes fueron retiradas por Facebook a las pocas horas pero el Instituto de investigaciones de medios de comunicación en Oriente medio (MEMRI, por sus siglas en inglés) puedo capturarlas antes de que se eliminaran. Según esta organización con sede en Washington, que se dedica a monitorizar las cuentas en redes sociales de los yihadistas, no queda claro si Abu Assad Almanis se dedica al tráfico de personas o simplemente estaba compartiendo en sus redes la oferta de otros “hermanos”.

En los últimos meses han proliferado las cuentas de compraventa de esclavas sexuales, así como aquellas que explican cómo tratar a las mujeres sometidas. Entre las directrices se encuentran preguntas como si es posible tener sexo con prisioneras preadolescentes —los expertos en ley islámica de ISIS sostienen que sí— y con qué brutalidad se puede golpear al esclavo.

Sin embargo, es la primera vez que se publican fotos en Facebook de prisioneras a la venta.

En los últimos tiempos han proliferado las cuentas dedicadas a la compraventa de esclavas sexuales, así como aquellas que explican cómo tratar a las mujeres sometidas

Desde sus inicios, DAESH ha utilizado las redes sociales occidentales —Twitter y Facebook, principalmente— como una herramienta más de su potente aparato propagandístico. Pese a que Facebook y Twitter trabajan duramente para evitar la proliferación de estas cuentas y las borran en cuanto las detectan, los terroristas cada vez son más ágiles. Tan pronto como se cierra una cuenta, otra se abre en algún punto de Internet.

“Hemos visto una gran cantidad de brutalidad, pero el contenido que ISIS ha difundido en los últimos dos años ha superado a todo en maldad”, explicó el director ejecutivo del MEMRY, Steven Stalinsky. “La venta de esclavas en las redes sociales es solo un ejemplo más de esto”.

Estas fotografías aparecen justo cuando las organizaciones pro derechos humanos alzan la voz y denuncian el menguante interés público en las mujeres prisioneras del Estado Islámico. Según la ONG Human Rights Watch, Daesh mantiene presas a 1.800 mujeres y niñas solo tras sus ataques contra las ciudades yazidíes. Explican que la situación crítica de estas mujeres se ve agravada conforme crece la presión militar y económica contra el Estado Islámico.

Según la ONG Human Rights Watch, el Estado Islámico mantiene prisioneras a 1.800 mujeres y niñas tras sus ataques contra ciudades yazidíes

En el pasado, el Estado Islámico negó la existencia de esclavas sexuales. Ahora lo reconocen y defienden la práctica. Aluden que el uso de esclavas sexuales se encuentra en consonancia con las tradiciones islámicas antiguas y justifican que las mujeres esclavizadas son no musulmanas capturadas durante la guerra o miembros de grupos musulmanes que los terroristas consideran apóstatas.

“Cuanto más tiempo se encuentran estas mujeres en manos del Estado Islámico, su vida se vuelve más horrible. Las mujeres yazidíes prisioneras del grupo terrorista son compradas y vendidas, violadas brutalmente y separadas de sus hijos”, explicó Skye Wheeler, investigador de Human Rights Watch. “Mientras tanto, las mujeres sunitas que no son consideradas esclavas también sufren y son apartadas de sus derechos y de su vida normal”, recuerda Wheeler.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar