Actualidad

Una colección de ropa invisible contra la industria de la moda

El diseñador Arkadius se rebela contra el sistema capitalista de la moda con sus diseños transparentes. Literalmente.

Cuando te haces mayor, en tu relación con la moda sólo pueden ocurrir dos cosas: que sigas poniéndote todo aquello que vestías con quince años (si es que aún te cabe) o que te reinventes. Aunque, si lo haces, lo más fácil es que acabes cayendo en la dictadura de las tendencias y te conviertas en uno más.

Por ello, y para reivindicar el egocentrismo y superproducción de las grandes marcas, el diseñador Arkadius ha presentado una colección de ropa invisible: Arkadius Collection 2 . Una peculiar colección en la que ha pretendido plasmar su postura anticapitalista con respecto al sector de la moda .

Arkadiusz Weremczuk empezó a marcar el espíritu de su colección en 1997, cuando aún estaba estudiando. Ya entonces empezó a seguir una línea que evidenciaba de forma clara su desacuerdo con el capitalismo dentro del mundo moda y que le ha hecho trabajar con artistas como Björk o Janet Jackson y diseñar la vestimenta de la obra de Mozart Don Giovanni.

El propio Arkadius asegura que la base de su estilo es “un empático rechazo a la crueldad de una industria que usa a la gente. Una industria que somete a los diseñadores a una cantidad inhumana de trabajo. Una industria que abarata la mano de obra en los talleres clandestinos para producir más y que los consumidores gastan menos”.

Como una protesta que apoya esa idea surge su último proyecto. El artista polaco Pawel Tkaczyk colabora con las fotos de hombres y mujeres que visten su prendas invisibles. El propio Tkaczyk declara al respecto que el problema que tiene el sistema actual es que ”está dirigido por corporaciones avariciosas y no por la creatividad”.

En ese sentido, resulta coherente que ambos hayan hecho realidad un proyecto que busca la humanidad por encima de la ostentosidad de la moda. De hecho, cuando a Tkaczyk le preguntan qué es lo que inspiró la colección responde que se basó en “la esencia de la humanidad”. Una esencia que se potencia de forma vertiginosa en cada una de las fotografías, siendo todas ellas potentes imágenes sacadas de los momentos cotidianos de la vida. 

En la moda sólo pueden ocurrir dos cosas: que sigas poniéndote todo aquello que vestías con quince años o que te reinventes

Imágenes que más allá de evidenciar cuerpos desnudos tienen en su mayoría rostros desafiantes y que, sobre la naturaleza o en espacios interiores, potencian los contrastes. Como si el contraste de las imágenes quisiera traspasar los tonos de la fotografía para expresar el del propio diseñador con respecto a la industria de la moda.

Es el inconformismo navegando por un sector que alza sus uñas cada vez que alguien intenta atentar contra él. Cada vez que hay un intento por resquebrajar mínimanente sus sólidas bases.

El problema que tiene la moda es que está dirigido por corporaciones avariciosas y no por la creatividad

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar