Actualidad

El Violentómetro, y otras Apps programadas en femenino

El documental 'Codegirl' inspira a chicas de todo el mundo a dedicarse a la programación de apps sociales

Si habéis estudiado ingeniería informática o telecomunicaciones, lo habréis notado: prácticamente toda vuestra clase estaba conformada por hombres.

Algunas ciencias siguen siendo un reducto aplastantemente masculino. En programación, las mujeres suponen solo un 1% del alumnado.

La presencia de mujeres es inversamente proporcional a la proyección de una industria como la de las aplicaciones para smartphones y tablets, que en 2017 estará valorada en 70 mil millones de euros. ¿Dónde está el aporte femenino en programación? ¿Si quieren, pueden?

El documental Codegirl anima a las chicas a estudiar programación

Para espolear a las chicas jóvenes a estudiar programación es para lo que la cineasta Lesley Chilcott ha realizado el recién estrenado documental Codegirl.

Loading the player...

Codegirl es el seguimiento de la competición Technovation, un desafío que reúne a chicas jóvenes de todo el mundo para que, durante tres meses, creen aplicaciones propias.

Divididas en 11 equipos de 2 a 5 chicas, las estudiantes unen sus capacidades para elaborar apps con funciones educativas o solidarias.

Entre las aplicaciones creadas, existe una que ayuda a medir la violencia doméstica

Los proyectos de estas chicas van desde una prueba de cansancio para que los conductores no conduzcan en mal estado hasta una red social de voluntarios de ONGs, pasando por un "violentómetro" que, a través de varias preguntas, indica si se está sufriendo violencia doméstica.

Son ideas originales que ayudan a hacer un mundo mejor e impulsan a chicas jóvenes de todo el mundo a realizar trabajos de este tipo. "Lo hice dirigido a niñas adolescentes. Soy completamente consciente de la falta que hace tener más mujeres en la tecnología, y a través de estas iniciativas podemos contribuir a cambiar la situación", explica Chilcott.

Aunque se realiza en San Francisco, muchas de las chicas que han participado en este concurso pertenecen a todo tipo de lugares. India, Nigeria o Brasil, cualquier lugar es bueno para programar.

No existen diferencias entre chicos y chicas en las ciencias y las matemáticas

" No existe ninguna diferencia entre chicos y chicas respecto a sus capacidades en la ciencia y las matemáticas. Estos mitos no son más que estereotipos culturales que contagian a los estudiantes cuando se hacen mayores", afirma la cineasta.

De hecho, muchas de las chicas que han participado en Technovation ni siquiera tenían ni idea de programar, es la primera vez que lo hacían. Eso sí, todas son muy inteligentes para su edad, tienen grandes ideas y ganas de cambiar el panorama actual.

El premio final es una financiación de 10.000 dólares para desarrollar al máximo la aplicación ganadora.

Sin embargo, para las no ganadoras ya habrá habido un importante y no cuantificable aprendizaje.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar