Actualidad

Al menos 30 civiles muertos en un bombardeo a un campo de refugiados en Siria

Los activistas y periodistas de la zona acusan del bombardeo al ejército de Bashar al Assad y a sus aliados, Rusia e Irán

Fotografía de Anadolu Agency/Getty Images

Un nuevo bombardeo desata el horror en Siria. Al menos 30 personas han sido asesinadas y 80 han quedado heridas en un ataque a un campo de refugiados en Siria. Entre ellos, muchos niños y mujeres.

El ataque se produjo el pasado jueves. Las bombas cayeron sobre al-Kammouneh, un campo situado a las afueras de Sarmada, en la provincia siria de Idlib, a 20 kilómetros de la frontera con Turquía.

El bombardeo ha dejado verdaderas escenas de pánico y consternación. Tierra chamuscada, tiendas de campaña en llamas y trozos de cuerpos humanos desperdigados por lo que era el refugio de los que huyeron de ciudades como Alepo o Damasco escapando de la guerra.

The Guardian

"Todavía no sabemos si ha sido la armada rusa o la siria pero las bombas han impactado justo en el medio del campo y muchas tiendas han sido quemadas"

Por el momento no se ha identificado al responsable de los ataques pero activistas y civiles que residían en la tienda no dudan en echar toda la culpa al ejército gubernamental de Bashar al Assad y a sus aliados, Rusia e Irán.

"Todavía no sabemos si ha sido la armada rusa o la siria pero han impactado justo en el medio del campo y muchas tiendas han sido quemadas", declara el periodista Alaa Fatraoui, que visitó el lugar de los hechos tras el ataque.

"He visto con mis propios ojos cerca de 30 muertos. Es una escena muy sangrienta. Es una venganza contra los civiles. No hay ningún hombre armado aquí, todos son refugiados civiles, gente sin hogar que vive en la calle", ha asegurado el periodista.

En la misma provincia del campamento existe una importante presencia del Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, que muchas veces se ha utilizado como coartada para atacar distintos objetivos.

Fotografía de Anadolu Agency/Getty Images

El subsecretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU, Stephen O'Brien, ha recalcado la necesidad de realizar una inmediata, imparcial e independiente investigación sobre el bombardeo para encontrar al responsable. Si se halla que el ataque ha sido deliberado, podría constituir un crimen de guerra por haberse producido sobre la población pacífica.

El bombardeo coincide además con la tregua de 48 horas auspiciada por EEUU y Rusia, que comenzó ayer en Alepo, después de que las pasadas semanas cerca de 300 personas fueran asesinadas en la ciudad.

Si se halla que el ataque ha sido deliberado, podría constituir un crimen de guerra por haberse producido sobre la población pacífica

Fotografía de Anadolu Agency/Getty Images

Por el momento la situación permanece estable en Alepo pero los combates se han trasladado a la periferia. A pesar de ello, los grupos armados opositores violaron el alto al fuego lanzando algunos ataques dentro de la ciudad.

Desde que comenzara la guerra de Siria, cerca de 6 millones y medio de personas han huido de sus hogares obligadas por la muerte y los continuos combates. Muchas de ellas son desplazados internos que establecen campos de refugiados cerca de la frontera turca pensando que allí tienen menos probabilidades de ser atacadas.

Este bombardeo demuestra una vez más que, en Siria, nadie está a salvo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar