Actualidad

Gastó sus ahorros en un campo en el que creía que había un tesoro… y lo encontró

Stuart Wilson es un británico aficionado a la arqueología que se arriesgó en la vida... y salió ganando

Gastar los ahorros de toda una vida en comprar un terreno yermo no parece la genialidad del siglo. La cosa cambia un poco más si estás convencido de que justo debajo del terruño, en vez de hierbajos y escarabajos, se encuentran los restos de una ciudad medieval nunca antes descubierta.

Pues bien, exactamente eso es lo que le ha ocurrido a Stuart Wilson, un treintañero británico que hizo suyo el dicho de quién no arriesga no gana. Y ganó, vaya si ganó. 

La historia comienza en 2004, cuando este fan de la historia antigua paga 32.000 libras por una parcela de 4,6 acres, convencido de que bajo el terreno se podría encontrar la ciudad industrial de Trellech, una de las mayores ciudades medievales de Gales.

Años antes, este hombre había estado escavando en un campo cercano, por lo que cuando se enteró de que el terreno adyacente estaba en venta no se lo pensó dos veces. Wilson se había fijado que el campo no tenía la apariencia típica de los terrenos agrícolas, así que apostó y se lanzó a la aventura. “ De todas las decisiones que he tomado en mi vida, diría que comprar este campo fue una de las mejores”, declaró Wilson según recoge The Telegraph.

Porque Wilson acertó y bajo el subsuelo de un terreno en apariencia inútil, este aficionado a la arqueología encontró una mansión medieval de 400 metros cuadrados y diferentes objetos de la época, entre los que se encuentra un jarrón medieval para flores.

El camino hasta este descubrimiento no ha sido fácil. Wilson gastó todos sus ahorros en la compra del terreno, por lo que tuvo que volver a casa de sus padres. Además, a lo largo de estos años, ha tenido que rechazar diversos trabajos para dedicarse en cuerpo y en alma a la excavación arqueológica. “Debería haber comprado una casa e irme de la de mis padres. Pero pensé, al carajo. Estaré en casa y compraré este campo en cuenta. La gente me decía que estaba totalmente loco”, recuerda Wilson.

Bajo el subsuelo de un terreno en apariencia inútil, este aficionado a la arqueología encontró una mansión medieval de 400 metros cuadrados y diferentes objetos de la época, entre los que se encuentra un jarrón medieval para flores

Por otra parte, Wilson ha tenido el honor de ser el descubridor de lo que parecen los restos de Trellech, ciudad industrial cuna de múltiples lords normandos de la familia De Clare, quienes usaban Trellech parar producir hierro en masa. Según este arqueólogo aficionado, el asentamiento dataría del siglo XIII y era bastante grande, con una población de 10.000 personas. “La población creció de la nada hasta ese tamaño en tan solo 25 años. Estaríamos hablando de una expansión masiva”, explica Wilson. “Y estamos hablando solo del asentamiento planeado. Los suburbios podrían ser aún mayores. Estaríamos hablando de 20.000 personas o más”, reconoce.

En los últimos años, cientos de voluntarios se han unido a la locura de Wilson, la excavación ha protagonizado uno de los capítulos de la serie de la BBC Digging for Britain y el descubridor ha sido invitado por la Cardiff Archaeological Society a hablar en la universidad de Cardiff sobre el asentamiento.

El proyecto ha costado alrededor de 200.000 libras, pero Wilson no se arrepiente de nada y su siguiente plan es construir un centro educativo allí. “A medida que avanzamos, hay una mayor necesidad de ampliar nuestro campamento y pese a que hay varios campings a una distancia razonable, sería mejor tener algo por aquí”, cuenta. Y más allá de lo curioso de la historia, hay algo que está claro: muy seguro tienes que estar de ti mismo para jugártela así.

[Vía The telegraph]

Tags: , ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar