PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La razón por la que no deberías hacer nunca la cama, según la ciencia

H

 

¿Quieres dormir rodeado de estas repugnantes criaturas?

astrid otal

15 Diciembre 2016 06:00

Se tacha de rematadamente vagos a los que con los pelos alborotados mañaneros miran la cama deshecha y deciden dejarla así, dar por bueno ese revoltijo enrollado que parece el resultado de una mala guerra libraba durante la noche. Lo que no entiende la gente es que no es desgana lo que impide a algunos estirar las sábanas y colocar la colcha. No, amigos. Existe un argumento de peso: no quieren tener una cama llena de parásitos.



Un estudio de la Universidad de Kingston apuntó que los ácaros —las criaturas horribles que habitan, lejos del alcance de nuestros ojos, en nuestras sábanas y en tantos otros rincones de nuestras casa— son más propensos a sobrevivir en camas bien hechas. Al hacer las camas, creerás que estás poniendo orden y pulcritud en ese espacio en el que descansas, pero en realidad estás favoreciendo que proliferen estos bichos.

Los ácaros del polvo aman la humedad que genera nuestro sudor y los espacios donde apenas corre el aire. Aprovechando que se hace la cama, los ácaros pueden quedar atrapados allí y nosotros les concedemos la mejor casa posible. Se hacen fuertes porque se alimentan de las células de la piel y aumenta su esperanza de vida. Para más desgracia, están tan a gusto que se propicia que se reproduzcan y pongan sus larvas. Duermes con las excreciones que sueltan, lo cual suele causar —además de asco— síntomas parecidos al asma. Y por cierto, no hacen otra cosa más que defecar durante toda su vida.

El mejor ataque contra ellos es lo que ilusamente se considera un acto de vaguedad. Cuando no se hace la cama, los ácaros quedan expuestos a la luz, a la ventilación, se secan y se acaba con ellos. "Sabemos que los ácaros sólo pueden sobrevivir tomando agua de la atmósfera a través de pequeñas glándulas del exterior de su cuerpo... Algo tan simple como dejar una cama deshecha durante el día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón para que los ácaros se deshidraten y eventualmente mueran", explica el doctor Stephen Pretlove.

Ya lo ves. Dejar las camas sin hacer tiene su sentido y su lado bueno. No eres vago, eres listo y te preocupas por tu salud.


[Vía Indy100]

share