PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Los celulares pueden causar cáncer? Un nuevo estudio vuelve a reavivar la polémica

H

 

La investigación arroja conclusiones inquietantes, pero ¿hay razón para la alarma?

Valentina Esponda Ornella

31 Mayo 2016 15:42

Imagen de Arvida Byström

Un nuevo estudio conducido por el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidossin ha reabierto el viejo debate sobre la relación entre los celulares y el cáncer. Y no es un estudio cualquiera, sino el más grande realizado hasta ahora sobre esta materia.

Andamos con ellos todo el día, en nuestros bolsillos, pegados a la cara, en la cama cuando dormimos... Cabe pensar que tanta exposición a un objeto que despide radiación debe tener consecuencias y un equipo de científicos del Programa Nacional de Toxicología del gobierno de Estados Unidos parece confirmarlo.

Iniciada hace una década, la investigación ha contado con una inversión de más de 25 millones de dólares. Y sus descubrimientos son inquietantes, aunque no concluyentes.


En el estudio se experimentó con ratas de laboratorio a las que expuso a niveles de radiación de radiofrecuencia equivalentes a los que utilizan las empresas de telecomunicaciones de Estados Unidos


El equipo experimentó con ratas de laboratorio, a las que expusieron a los niveles de radiación de radiofrecuencia que utilizan las empresas de telecomunicaciones de Estados Unidos. Los roedores fueron expuestos a niveles controlados de radiación desde que se encontraban en el útero de la madre y hasta la adultez. Los investigadores comprobaron que un porcentaje anormalmente alto de ratas macho acabaron desarrollando tumores malignos en el cerebro y el corazón.

"Incluso un pequeño aumento en la incidencia de enfermedades causadas por la exposición a la radiación de radiofrecuencia podría tener consecuencias generales en la salud pública, sobre todo tomando en cuenta el uso generalizado de los celulares entre usuarios de todas las edades", explican los científicos.

De hecho, según datos del Ericsson Mobility Report, en el mundo hay 2.6 billones de usuarios de smartphones, cifra que se triplicará para 2020



Las ratas fueron expuestas a niveles controlados de radiación desde que se encontraban en el útero de la madre y hasta la adultez. Los investigadores comprobaron que un porcentaje anormalmente alto de ratas macho acabaron desarrollando tumores malignos en el cerebro y el corazón


Desde el propio estamento científico se pide tranquilidad y cautela a la hora de interpretar los resultados de este nuevo estudio. Aún es muy temprano para sacar conclusiones, dicen. Pero teniendo en cuenta que las nuevas generaciones crecen con celulares en la mano, cualquier dato nuevo, por pequeño que sea, es importante.

"Aún hace falta mucho trabajo para entender las implicaciones que estos descubrimientos pueden tener en la tecnología que usan los celulares de hoy", dijo John R. Bucher, Director adjunto del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Programa de Toxicología Nacional, en una entrevista con el Washington Post. "Sin embargo nos parecía importante correr la voz".

Por su parte, Ron Melnick, uno de los directores de la investigación, considera que "esto termina con la habitual declaración de que no hay riesgos (por el uso del celular)".



“Aún hace falta mucho trabajo para entender las implicaciones que estos descubrimientos pueden tener en la tecnología que usan los celulares de hoy. Sin embargo nos parece importante correr la voz"


Sus hallazgos, sin embargo, parecen haber causado más confusión que pánico.

Algunos científicos señalan algunos detalles que consideran extraños, como que las ratas afectadas fueran principalmente machos y que, a pesar de los tumores, los roedores que fueron expuestos a radiación tendían a vivir más que los que no resultaron expuestos.

Por otro lado, los roedores no son un indicador confiable de que lo mismo pueda pasarle a un ser humano.


"Esto termina con la habitual declaración de que no hay riesgos por el uso del celular", asegura Ron Melnick, uno de los directores del estudio


Otros estudios previos habían descartado el vínculo entre el uso de celulares y el cáncer, pero lo cierto es que hasta el momento no se había llevado a cabo ningún otro estudio tan completo, metodológicamente hablando, como este. ¿Cómo reaccionar ante sus conclusiones?

Los especialistas coinciden en señalar que no hay razón para tirar nuestros smartphones en un ataque de paranoia —de momento, al menos—, pero si para tomar un par de precauciones.

Irwin Redlener, profesor de la Universidad de Columbia, ofreció un par de consejos al Daily Beast para evitar que nuestros teléfonos acaben con nuestras vidas. Primero, usar un celular con una baja Tasa de Absorción Específica. Cuando más baja, mejor. La Tasa de Absorción Específica (SAR en inglés) es una medida que cuantifica la "cantidad de energía de frecuencias de radio que absorbe el cuerpo cuando utiliza un teléfono celular".

Por otra parte, el científico insta a las personas a no andar con el celular cerca del cuerpo. Guardarlo en un bolso, no en el bolsillo, y no llevarlo a la cara para hablar. Mejor usar el altavoz y auriculares, aunque no esté de moda. Y es que mejor parecer un nerd que arriesgar un tumor cerebral. ¿O no?



share