PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La chilena que comparte piso con 500 barbies

H

 

En el 55 aniversario de Barbie hablamos con Stormy Burgos, fiel defensora de la muñeca como emblema de una revolución

Ignacio Molina

14 Marzo 2014 09:23

Esta semana la coqueta muñeca creada por Mattel cumplía aniversario: 55 años han pasado desde que la instalaron por primera vez en una vitrina de New York. La chilena Stormy Burgos dice que esta mujer de piernas largas y curvas imposibles representa una revolución. Por lo mismo acaparó todas aquellas que fueron facturadas en los años ochenta: ella las conserva en sus cajas originales, a su vez almacenadas dentro de otras cajas vulgares en la oscuridad de una bodega con llave, a la cual ninguna persona puede acceder. No quiere estropearlas. Tampoco jugar con ellas. Ni siquiera contemplarlas: sólo quiere hacer crecer su colección.

Stormy Burgos (bautizada así ya que nació en medio de una colosal tormenta) es una ex chica Hooters de 32 años que hoy se gana la vida administrando un restaurante en un barrio de Santiago Centro. Esta semana tiene un tinte especial para ella: la escandalosa muñeca que la ha acompañado a lo largo de toda su vida está de aniversario.

Sobre esta delgada y voluptuosa figura de plástico, creada en marzo de 1959 por la estadounidense Ruth Handler luego de basarse en la sex doll germana Bild Lilli, que a la vez estaba influida por la actriz Marlene Dietrich, ella dice: “Para mi Barbie representa una revolución. Ella surgió para representar la feminidad. Simboliza a la mujer exitosa, profesional, independiente, desenvuelta, linda y feliz”.

Stormy agrega que está dispuesta a desembolsar hasta seis mil dólares con tal de obtener el primer ejemplar de la Barbie que apareció en 1959. Y lo dice sin que se le mueve un pelo.

Hoy Mattel afirma vender una Barbie cada tres segundos. Una cifra impactante partiendo de que en su primer año de producción se despacharon alrededor de 350 mil muñecas. Y una cifra siniestra si se considera que las cajas o embalajes están hechos con papel de Asia Pulp & Paper. Una papelera que, según Greenpeace, es responsable de la deforestación de las selvas en Indonesia, y en consecuencia de la actual disminución del número de orangutanes y tigres en la selva de Sumatra.

En sus 55 años de historia se han creado más de 150 roles para Barbie. Desde la Barbie candidata a presidente a la Barbie anoréxica que se alimentaba solo de frappuccino. Dentro de la colección de Stormy figuran: Tropical Barbie, Crystal Barbie, Pink and Pretty, Astronauta, la Barbie estilo Elvis Presley, la estilo Scarlet O'Hara, Pink and Pretty, Swett Roses, Dream Glove y Pony Child.

“Mi favorita es la 'Peaches 'n Cream' —comparte Stormy—. La encuentro maravillosa: tiene una cabellera frondosa y un traje precioso en tonos durazno”.

Stormy recuerda que su primera Barbie fue la 'Day to Night', “una muñeca preciosa con traje de ejecutiva a la que podías darle vuelta la falda y dejarla lista para salir de noche. Me la regaló mi papá para una Navidad cuando yo tenía seis años”. Y añade: “desde entonces he forjado una colección de quinientas barbies distintas. Las tengo ordenadas de forma correlativa y muy protegidas dentro de sus cajas originales y adentro de otras cajas vulgares al interior de una bodega con llave”. Preguntada por los motivos que le guiaron a iniciar esta colección, ella explica:

“Pasa que en la infancia no podemos realizar todos nuestros sueños. Por ejemplo, hay chicos que eran fanáticos de Transformers y nunca pudieron tener todos los que querían. Yo desde pequeña me di el lujo de tener mi colección de muñecas. Esto me sirvió para aprender a ponerme metas. Me dije: quiero tener todas las de los años ochentas. Y lo logré. Ahora, mi deseo, es que mi hija las herede y pueda seguir coleccionándolas.”

En los últimos tiempos Barbie ha pasado como mujer emprendedora. Ha inspirado a mujeres a rebajar su CI para parecerse a ella, y a adoptar dietas imposibles. Ha producido poderosas rivales y ha sido reiventada por sus propios fanáticos para difundir nuevas sensibilidades y culturas. Subversiva de base o no, el producto de Mattel al menos ha sido responsable de un interesante debate sobre los estereotipos y la liberación de la mujer hoy. Puede que ese sea un motivo más que suficiente para felicitar a Stormy.

Stormy Burgos: la chilena que forjó una colección de 500 muñecas Barbie

share