Actualidad

Estos chicos han ganado 4 millones de euros en un torneo de videojuegos

La competición más importante del mundo acaba de celebrarse en Seattle, y ha confirmado que los e-sports han llegado para quedarse

El equipo Newbee está compuesto por 5 chavales chinos. Son especialistas del más alto nivel en un juego llamado Dota 2. Y acaban de ganar casi 4 millones de euros en el torneo digital más importante que se ha celebrado nunca. Esto significa dos cosas: que probablemente la próxima vez que alguien se ría de un “gamer”, lo hará un poco menos, y que los deportes digitales ( e-sports) son una realidad que mueve capitales tremendos y cientos de miles de seguidores alrededor del mundo.

El fenómeno Dota 2.

Dota 2(Defence of the Ancients 2) es un videojuego del género MOBA, o Multiplayer Online Battle Arena. O lo que es lo mismo, terrenos de juego donde una serie de personajes customizables, agrupados por equipos, se dan de leches para conseguir destruir las reliquias del enemigo. Valve, la empresa desarrolladora, ya consiguió hits históricos creando las series Half-Life o Counter Strike. Pero con Dota se han superado. Han conseguido generar un universo fantástico que arrastra miles de seguidores desde su creación en 2003.

El universo Dota ha demostrado su tremendo poderío en la cuarta edición de su campeonato internacional, conocido como The International, celebrado en Seattle del 18 al 21 de este mes. Con casi 8 millones de euros en premios, una final seguida en vivo por 10.000 personas en un estadio y la retransmisión en vivo por el canal de televisión ESPN, The International no solo ha sido el torneo de videojuegos más grande de la historia, sino un evento que, probablemente, redefinirá para siempre la relación entre videojuegos, público y medios de comunicación.

¿Una revolución anunciada?

Puede que las astronómicas cifras alcanzadas por el torneo llamen la atención, pero son la confirmación de una tendencia que lleva años larvándose: la del videojuego entendido como entretenimiento “para ver”. Xavi Robles, director de Eurogamer.es, cree que gran parte del éxito de estos deportes digitales es consecuencia de “la obvia expansión de todas las plataformas para ver y emitir partidas: YouTube, Twitch... Muchos chavales pasan sus tardes viendo partidas o gameplays en vez de ver la TV. De divertirse viendo los vídeos de tu youtuber favorito a divertirse viendo competiciones de alto nivel de algún juego hay solo un paso”.

Es decir, aunque los torneos digitales existen desde hace años, su popularidad actual es la respuesta lógica al exitoso fenómeno “gamer”. Si nos gusta tanto ver jugar a personajes como PewDiePie o ElRubius, ¿por qué no íbamos a querer llevarlo un poco más allá y ver partidas llevadas a un terreno profesional, de deportistas de élite?

Porque de eso ni más ni menos estamos hablando, de una élite. Un interesante reportaje de The Verge describía la realidad del mundo del juego profesional: un entorno ultracompetitivo en el que hay estrellas y comentaristas profesionales. Una actividad que exige dedicación plena a los jugadores y mueve ingentes cantidades de dinero, que luego concentra solo en manos de los mejores, dejando al resto sin nada. La juventud de los competidores, la pasión que les mueve y la colisión con el mundo de las grandes empresas son un cóctel explosivo del que más de uno sale mal parado. Exactamente igual que sucede con el deporte tradicional, con sus épicas historias de triunfo y miseria. No hay más que ver una retransmisión de la gran final de The International para darse cuenta de ello.

¿Es este el futuro del entretenimiento deportivo?

Teniendo en cuenta estas similitudes, ¿llegaremos a considerar normal que unos amigos se reúnan a ver partidas de su videojuego favorito como quien mira el basket? Según Robles ya está pasando: "Creo que en un futuro incluso veremos gente que se hace fan de equipos en concreto, y que comprará merchandising de esos equipos”. Y en cuanto a su implantación en España: “Creo que Estados Unidos y Corea llevan ventaja en eso, pero desde luego los jóvenes españoles de hoy en día están cada vez más familiarizados con los deportes electrónicos y si todo sigue así, con esta misma evolución, creo que efectivamente podrían acabando convirtiéndose en uno de los hobbys del futuro. Tiene un potencial demencial”. Habrá que estar atentos pues. La próxima superestrella del deporte podría estar jugando ahora mismo a nuestro lado.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar