PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Tiene 18 años y es la nueva voz de la lucha contra el cáncer

H

 

A los 16 le diagnosticaron un tumor cerebral, hoy protagoniza una sobrecogedora campaña para para visibilizar el cáncer infantil

Luna Miguel

10 Junio 2015 13:59

Ha tenido el pelo morado, también ha perdido todo su pelo.

Ha llevado los labios rojos, y también los ha llevado agrietados por culpa de la quimioterapia.

Ha tenido novios, ha perdido amigos, ha ido de viaje, ha pasado temporadas enteras encerrada en un hospital... En sus 18 años de vida Charlotte Eades ha hecho muchas cosas y ha vivido intensamente cada minuto. Lo más importante de todo, sin embargo, es que ella sigue aquí.

Sigo aquí, presume ilusionada. Estoy viva.

Sin embargo no todo han sido sonrisas y esperanza en la vida de Charlotte. Con sólo 16 años los médicos le diagnosticaron un tumor cerebral y la noticia destrozó su corazón y el de su familia. En adelante les esperarían muchos meses de hospitales, medicación, cambios hormonales y un montón de episodios terribles a los que un joven de su edad no debería enfrentarse.

Pero Charlotte es pura energía, y gracias al trabajo de sus médicos y a su ánimo, todo ha salido bien.

De hecho, gracias CLIC Sargent, una asociación británica que lucha por la visibilización del cáncer infantil, la joven ha acabado convirtiéndose en el nuevo rostro de esta batalla. Con un vídeo de apenas un minuto, Charlotte resume su historia, sus sueños y sus esperanzas de futuro, porque está convencida de que el cáncer no va a acabar con los mejores años de su vida. Un minuto en el que lágrimas y sonrisas provocan que el vello se nos ponga de punta.

Sólo en Reino Unido más de 10 niños reciben al día la noticia de que tienen cáncer. Campañas como esta ayudan a que la enfermedad sea sólo un obstáculo y a que la vida, finalmente, sea vencedora.

El cáncer no debe detener la juventud



share