Actualidad

2015, el año en que los androides tomarán las pantallas

Los robots inteligentes se instalan en el imaginario colectivo. El espectacular trailer de 'Chappie' es sólo una muestra de lo que viene

Chappie está creciendo. Aunque su aspecto pueda resultar amenazante, en realidad es sólo un niño. Y como niño que es, aprende de las cosas que le rodean. De lo bueno y lo malo. Cada nueva experiencia moldeará su personalidad futura. Nada excepcional salvo por un detalle: Chappie es un robot; uno muy especial, que piensa, siente y tiene conciencia de sí mismo.

Este es el punto de partida de la nueva película de Neill Blomkamp, una de las voces más poderosas y refrescantes de la ciencia ficción reciente. En su haber, District 9 y Elysium, películas con las que Chappie comparte muchos elementos, desde la estética sucia hasta el trasfondo social e incluso la ambientación en los suburbios de Johannesburgo.

En su tercer largo, Blomkamp lleva al gueto uno de los temas calientes del momento en materia tecnológica: la posibilidad de una “singularidad”, el momento en que una máquina sepa que existe y evolucione. Así, a la trama de acción (polícias corruptos, científicos idealistas, tiros a punta pala) y humor, que tanto nos recuerda a aquella entrañable Cortocircuito, se une una reflexión sobre las posibilidades, miedos y peligros de este nuevo paso en la evolución humana.

Chappie, que se estrenará en nuestro país en marzo, y que por cierto incluye en su reparto al dúo musical Die Antwoord, es sólo una entre las variadas cintas que este año llevarán a la pantalla un tema que hoy parece más cercano que nunca, y que despierta no pocos interrogantes. Y no es para menos, con figuras como Stephen Hawking hablando de una posible "destrucción de la raza humana" si la singularidad llegase a ser real.

De esa incertidumbre surgen tramas que van desde los postulados más inquietantes e intimistas hasta el puro espectáculo de explosiones y chistes baratos. Nos acercamos a algunas de ellas.

Ex Machina

Escrita y dirigida por Alex Garland, guionista de otros hits de ciencia-ficción como Sunshine o 28 días después, nos cuenta la historia de Caleb, un joven programador que es seleccionado para visitar al misterioso jefe de su compañía, Nathan, quien vive recluido en las montañas. Una vez allí, Caleb conocerá a Ava, la primera inteligencia artificial creada por el hombre. Comenzará entonces un triángulo de sospechas, dudas y violencia latente, que sirve a Garland para hacerse preguntas sobre la verdadera naturaleza de la inteligencia, el deseo, la mentira o el asesinato.

Autómata

En la Tierra del 2044, el 99% por ciento de la población ha muerto a causa de las tormentas solares. Los supervivientes se han hecho acompañar de unos androides llamados "peregrinos", que han acabado convirtiéndose en poco menos que sus siervos. En este contexto, un agente de seguros robóticos interpretado por Antonio Banderas, se verá envuelto en una trama policial durante la que descubrirá que en realidad esos robots esconden más de un secreto. No sólo algunos han cobrado consciencia de sí mismos, sino que tal vez hayan empezado a construir un mundo clandestino a espaldas de sus creadores.

Vengadores: La era de Ultron

La secuela de la exitosa Los Vengadores, lleva al extremo los postulados más catastrofistas sobre la IA. Cuando Tony Stark (alias Iron Man) decide que se ha cansado de pasarse la vida deteniendo a los malos, se le ocurre dar vida a Ultron, un robot inteligente con la capacidad para aprender, pensado para mantener la paz. El problema viene cuando Ultron decide que le asquea la raza humana y que el mundo sería mucho mejor sin nosotros en él. Entonces el grupo tendrá que reunirse de nuevo para ponerle freno. No esperen aquí demasiada reflexión más allá de algún que otro discurso épico, pero sí pasar un buen rato al más puro estilo Joss Whedon.

Terminator Génesis

Y de secuela a secuelísima, en la que será la quinta entrega de la saga de robots destructores más famosa. Paramount ha querido resetear la franquicia (suponemos que con vistas a actualizarla para las nuevas generaciones y de paso sacarse unos buenos dineros) y para ello ofrece una película que funciona como una especie de desvío alternativo de la película original. En ambos films, los androides de Skynet mandan un T-1000 para acabar con Sarah Connor y asegurar que John Connor nunca nazca. Pero esta vez el Connor del futuro manda también a un lugarteniente humano al pasado, para que contacte con su madre. Cuando llegue a 1984, se dará cuenta de que las cosas no son como (nadie) esperaba.

El cine vuelve a ser un espejo de nuestros miedos, y esta vez éstos tienen forma de robot

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar