Actualidad

Esta aplicación de realidad virtual te permite pasear por una célula cancerígena

Nunca habías visto un cáncer de mama desde esta perspectiva

Te ajustas unas gafas de realidad virtual, pero no vas a sumergirte en ninguna pantalla de ningún videojuego ni en hermoso paisaje remoto. Lo que tienes delante de tus ojos se asemeja más a otro mundo en el que preferirías no estar. Un paisaje desierto, oscuro, desolador, malsano... Estás en la superficie de una célula cancerosa de pecho.

John McGhee y su equipo de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney han reconstruido una célula tumoral real del pecho humano en tres dimensiones. Se valieron de un microscopio de alta resolución para plasmar hasta el más mínimo detalle. Así que quien se pone esas gafas, recorre las proximidades y el interior de esa célula y obtiene una nueva perspectiva de una realidad que afecta a más de millón y medio de nuevas mujeres cada año, según datos del último informe Global Cancer Facts & Figures

Mucho más que un capricho

La realidad virtual es tendencia, pero McGhee y su equipo están lejos de querer abordar el tema del cáncer de mama como mero entretenimiento tecnológico. Su ambición va más allá de la mera divulgación

La idea es agrandar la minúscula célula con la tecnología punta actual para que químicos y biólogos puedan tener una visión en grandes dimensiones de lo que están investigando. "Ellos pueden observar, por ejemplo, simulaciones virtuales de las diferentes formas en las que una nanopartícula de un fármaco es absorbida por la célula tumoral. Entendiendo mejor el proceso, se ayuda al diseño de medicamentos más eficaces", aclara McGhee.

Lo vemos en el vídeo. Una bola roja cae a ese mundo desolador y, tras apoyarse en la superficie, es tragada.

Observar en tres dimensiones cómo un fármaco ataca a las células tumorales ayudaría a diseñar medicamentos más eficaces

Esa realidad virtual no solo serviría de ayuda a los expertos, también a los propios pacientes. El próximo paso es que tenga una aplicación clínica.

En otros terrenos, el laboratorio de McGhee está haciendo representaciones de arterias en 3D de personas que han sufrido derrames. " Si tú caminas por tus propias arterias, ves las placas y localizas el colesterol, probablemente mejore tu rehabilitación y ratio de recuperación", explica McGhee.

No solo sentir, sino ver la realidad en grandes dimensiones para, así, querer salir de ella.

[Vía New Scientist]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar