PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Es este el caso real que inspiró "True Detective"?

H

 

La historia de satanismo y abuso de menores que podría haber inspirado a Nic Pizzolatto

Tomás Fullola

09 Marzo 2014 10:23

Ponchatoula, Sur de Lousiana, 2005. Los vecinos de esta pequeña ciudad de apenas 6.000 habitantes descubren horrorizados que en la Iglesia de Hosanna se han estado llevando a cabo prácticas muy turbias, que implican niños, animales, abusos sexuales y culto a Satán. Todos estos elementos, en mala combinación, giran en torno al que fuera durante años pastor de la comunidad, un señor llamado Louis David Lamonica que habría desvelado una supuesta historia oculta, con todos los elementos de una poderosa e inquietante ficción.

Nic Pizzolatto, creador de la aclamada serie "True Detective" (que concluye hoy mismo su primera temporada), proviene de esa misma zona, y en algunas entrevistas ha dejado intuir que su pasado y el conocimiento de primera mano de esa América profunda, a medio camino entre lo rural y lo urbano, entre el conservadurismo cristiano y los cultos vudú de los pantanos, entre el puritanismo y la depravación ha sido la principal fuente de inspiración para su macabra historia. En palabras del escritor a Entertainment Weekly, si uno quisiera saber de dónde procede la historia de la serie, no tendría más que hacer una búsqueda en Google con las palabras "satanismo", "preescolar" y "Lousiana". "Te sorprenderia lo que vas a encontrar", era su enigmática sentencia.

Y lo que vamos a encontrar son precisamente referencias a ese culto de la Iglesia de Hosanna, en Ponchatoula, lugar conocido por su Festival Internacional de la Fresa y por el pastor Lamonica, quien, siempre según su propia confesión, inició en su propia iglesia un culto satánico en el año 2000, en un primer acto ritual que habría implicado a una niña pequeña, un pentáculo y sangre de gato. A partir de ahí, la iglesia tendría dos espacios en los que se adoraría a dos entidades. Dios en la pública, Satán en la oculta. La cosa se pone peor, ya que según palabras de Lamonica, sus propios hijos pequeños estaban implicados en escenas de abusos en grupo, violaciones y sexo con animales.

¿El giro todavía más retorcido del caso? Nunca se encontraron pruebas de nada de lo que el pastor confesó. Los vecinos de la comunidad se mostraron incrédulos antes las acusaciones que escucharon, y la policía, después de mucha investigación, ni siquiera está segura de que los hechos relatados por el pastor fueran reales. Scott Perrilloux, el fiscal del distrito que se encargó del caso, afirmaba que el caso, desde su perspectiva "no tenía nada que ver con una iglesia o una secta o algún tipo de situación de presión. Este caso sólo tiene que ver con abusos a menores".

Finalmente Lamonica fue condenado a pasar su vida en prisión por repetidas violaciones a menores, pero ¿Habría inventado el pastor toda la historia?¿Por qué sus hijos negaron las acusaciones que lanzó sobre sí mismo? Alrededor de la Iglesia de Hosanna todo continúa envuelto en el misterio, años después. A nosotros nos queda seguir disfrutando de la oscuridad de la serie, sospechando que en realidad el mundo en el que se inspira resulta todavía más enigmático, siniestro e inquietante, porque es el nuestro, y supera siempre cualquier ficción.

share