PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Neurocientíficos califican de 'ineficaz' y 'costoso' el aprendizaje personalizado en las escuelas

H

 

Publican una carta para desmentir que clasificar a los estudiantes en auditivos, visuales o kinestésicos dé mejores resultados

PlayGround

14 Marzo 2017 18:01

Ineficaz, un desperdicio de dinero y a la larga contraproducente, así han calificado un equipo de neurólogos la moda instaurada en los colegios que apuestan por aprendizajes personalizados para los alumnos.

En una carta publicada en The Guardian, treinta académicos expertos en neurociencia, educación y psicología han resaltado que no existe evidencia científica que ampare que los estilos de aprendizaje individuales se traduzcan en mejores resultados para los estudiantes de las aulas.

Su pronunciamiento, dicen, viene para desmentir el supuesto mito que se habría construido alrededor de la enseñanza focalizada en cada estudiante según sus habilidades. Se refieren a la introducción en algunas escuelas de métodos distintos a la hora de transmitir los conocimientos después identificar la mejor manera que poseen para aprender. Así, si un alumno absorbe las lecciones mejor a través de la escucha, en lugar de escribiendo, se opta por la narración y discusiones sostenidas.

Una investigación reciente destacó que el 85% de los profesores en Inglaterra creía que con los estilos individuales los estudiantes recibían la información de forma más eficiente. Un 66% los usaba en sus escuelas, para lo que habría enviado a sus docentes a cursos y el 6% habría pagado a consultores externos para aconsejarles. El gasto global que supondría en el país sería de unas 30.000 libras al año. La inversión busca innovar y progresar la rígida educación.

Sin embargo, los neurocientíficos que firman la carta resaltan que no garantizan más óptimos resultados. Entre las deficiencias, apuntan que a los individuos se les suele ajustar a uno de los tres estilos que más se ponen en práctica y se les clasifica ya sea en estudiantes auditivos, visuales o kinestésicos. Sin embargo, argumentan que es una estrechez debido a que existirían más de 70 modelos diferentes que incluyen "cerebro izquierdo o derecho", "holistas o serialistas" o "verbalizadores o visualizadores".

El segundo problema de la categorización sería que la adopción de un estilo fijo podría perjudicar la motivación de los estudiantes a adaptarse a lo que le es más difícil.

Una campaña de la organización Speakezee está llevando a investigadores a las escuelas para informar a docentes. "La neurociencia moderna debería ayudar a los profesores y estudiantes a desarrollar un aprendizaje real, un verdadero progreso y un verdadero éxito", escriben.

"Los estudiantes mejorarán si piensan en cómo aprenden, pero no porque el material esté emparejado con su supuesto estilo de aprendizaje".

share