Actualidad

Cada vez hay más pruebas de que la luna más grande de Plutón tuvo un enorme océano

Las imágenes tomadas recientemente indican que bajo la superficie de Caronte había agua en estado líquido

Arte PG

Caronte, la luna más grande de Plutón, pudo haber tenido un corazón caliente. Y movimientos tectónicos, criovolcanes y un gigantesco océano subterráneo. La sonda New Horizons sobrevoló la superficie hace dos años y ahora las imágenes refuerzan la hipótesis de que albergó agua en estado líquido que acabó congelada.

El satélite está muerto geológicamente en la actualidad, pero hace miles de millones de años parece que había actividad tectónica, como apuntó una reciente investigación. Cuando se formó, probablemente como resultado de una colisión masiva, pudo haber mantener líquido gracias al calor restante del impacto.

Viendo las grietas que surcan su superficie en el hemisferio norte de la luna, parece que ese océano se congeló y aumentó su volumen cuando se disipó el calor del núcleo.

"Crece en volumen, y esta presión es lo que hace que la corteza helada sobre ella se agriete, se fracture y se separe", explicó Ross Beyer, científico planetario de la NASA a Gizmodo.

El paisaje de Caronte muestra contrastes. Mientras que el sur se encuentra plagado de llanuras, el norte está lleno de fracturas y abismos profundos. Curiosamente, de Plutón se cree que esconde un océano líquido de más de 100 kilómetros de grosor bajo su superficie de hielo. Sin embargo, ni el océano desaparecido de Caronte del pasado ni el de Plutón actual pueden probarse sin más datos sobre su interior, para lo que sería necesario una nueva misión en el borde de nuestro trozo de Universo.

Dentro del Sistema Solar, se ha confirmado que existen océanos en las lunas Europa, Encelado y Titán. Quizá las cicatrices de Caronte sean la señal de que ella también tuvo un corazón helado.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar