Actualidad

Marketing trol: esta empresa consiguió vender mierda a 30.000 de sus clientes

Aunque venga en una cajita mona sigue siendo mierda

Cards Against Humanity es un juego de cartas, pero sobre todo es un fenómeno social. Demuestra que disfrutamos como cochino en un maizal dando rienda suelta a nuestro humor más macabro, a nuestras ideas más retorcidas y a esa institución humana que es la broma pesada. Siguiendo esa lógica, sus campañas promocionales siempre han ido a la contra de lo que dicta el marketing. Ellos no están aquí para hacerte la vida más fácil. Están aquí para enviar mierda de vaca a tu buzón.

Y no es broma: esto precisamente es lo que hicieron para celebrar el último Black Friday en tierras americanas. Considerando que esta fiesta dedicada al consumo desatado es una gilipollez ("bullshit, en inglés), decidieron lanzar una promo a la altura: vender pequeñas cajitas con excrementos de vaca a razón de 4 euros cada una. Nada más que eso, caca de vaca. Sin trampa ni cartón. Ellos lo dejaban bien claro en las indicaciones del producto, y por si hacían falta más pruebas, vídeos como este lo demuestran.

¿Lo más sorprendente de todo? La promoción de 30.000 unidades voló en 2 días.

No sabemos si los compradores estaban esperando algún tipo de regalo extra en su paquete, o si simplemente se vieron atraídos por la pura gamberrada. A pesar de lo que pudieran advertir en el anuncio, los creadores de Cards Against Humanity se han caracterizado siempre por hacer lo contrario a lo que dicen. Ese es un valor que saben explotar divinamente, y lo hacen siempre que pueden. Sin ir más lejos, en el Black Friday de 2013 en vez de rebajar los precios, los subieron.

En un mundo saturado de corrección política y marketing que te promete el oro y el moro, ellos demuestran que nadar a contracorriente es un valor, y que si hay algo que se agradece cada día más es la frescura. Como el colega que se pasa el día lanzándote puyas y al que a veces odias pero que te cae bien, porque siempre va de frente. Y porque tú eres igual que él.

Así que, señores creativos, señores agentes de marketing, olviden sus MBAs y sus brainstormings y pónganse ya mismo a hacer el mal. Tal vez no se hagan ricos, pero lo van a pasar requetebién. Y de paso nosotros con ustedes.

Si algo queda claro es que nadar a contracorriente es un valor, y que si hay algo que se agradece cada día más es la frescura.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar