Actualidad

Esta es tu cara cuando te disparan con un arma de electrochoque

Hay gente que no grita cuando está siendo electrocutada

Patrick Hall es fotógrafo de bodas. Su trabajo es intentar que los retratados se sientan cómodos para poder plasmar en sus imágenes las expresiones de felicidad del momento. Quizá por eso, quiso probar su habilidad para hacer lo contrario: retratar expresiones instantáneas de dolor y comprobar si los resultados revelaban algún tipo de interés.

Así ideó The Taser Photoshoot, una serie basada en un único elemento: familiares o amigos del retratado le dispararían con un arma de electrochoque cargada con trescientos mil voltios. Su expresión sería captada en foto y en vídeo.

En una noche, fotografió a cien voluntarios. Pero lo que más le sorprendió no fue que todos ellos se prestaran al experimento, sino las reacciones que se desprenden del mismo:

"Los que iban a ser electrocutados casi siempre estaban ansiosos o nerviosos, pero los que les iban a electrocutar tenían actitutdes diferentes. La mayoría estaban excitados por el hecho de causar dolor a su amigo y sólo mostraron remordimiento después del shock", cuenta Hall en el foro de fotografía FStoppers.

Las reacciones de los electrocutados también fueron interesantes:

"Nunca sabes cómo van a reaccionar. Algunos gritaron y otros permanecieron tranquilos. A unos pocos parecía que les estaba gustando y otros mostraron las caras de dolor más impactantes que he visto. La gente reía y la gente maldecía. Incluso cuatro personas no reaccionaron en absoluto y parecían ser inmunes a los 300.000 voltios", cuenta.

Lo que empezó como un reto, que un fotógrafo de la felicidad fuera capaz de retratar el dolor, terminó siendo un proyecto sobre la subjetividad del mismo y las diversísimas emociones que provoca.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar