PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Las 10 camisetas con los mensajes más aberrantes de la historia

H

 

Zara y su camiseta "racista" viene a sumarse al puñado de marcas que confunden ironía con aberración

Leticia García

18 Agosto 2014 15:14

Ya sea por generar polémicas, disfrazarse de transgresoras, hacer un guiño irónico (que nadie entiende) o simplemente dejar en evidencia su ignorancia, lo cierto es que son muchas las marcas que cada año (casi cada mes) lanzan al mercado prendas con mensajes que rebasan con creces lo políticamente incorrecto.

La última en encender la ira en las redes sociales ha sido Zara y su camiseta "White is the new black". Con algo había que rellenar una camiseta blanca, pero, obviamente, dicha frase no se lee dentro de la literalidad, y muchos han visto un puntito xenofóbo en la proclama. Tal vez sus diseñadores sólo hayan querido hacer un alegato por los colores de la temporada (recordemos que la manida expresión "el nuevo negro" se utiliza hasta la saciedad para aludir a las tendencias más importantes del momento), pero cualquiera puede interpretarlo con un trasfondo menos inocente.

Zara tiene disculpa (aunque presuponiendo muchos factores y apelando a la "poca visión" de sus artífices). Sin embargo, hay muchas marcas de las que es difícil decir lo mismo. Sus frases estampadas apuestan por hábitos poco saludables, alaban hechos censurables o aplauden ciertos clichés de la industria de la moda que están a años luz de lo constructivo. Para ellas es moderno y vanguardista, para muchos de sus observadores es un ejemplo más de hasta dónde puede llegar una marca con tal de ganar protagonismo:

1. "Depresión": el pasado invierno, Urban Outfitters, líder indiscutible en esto de las prendas políticamente incorrectas, empezó a comercializar tops con la palabra "depression" estampada innumerables veces sobre el tejido. "Depression" no es sólo un mensaje decorativo, es el nombre de una marca de moda que se vende en la cadena estadounidense. Aún así, las feroces críticas a las que se enfrentó la cadena textil americana por, supuestamente, hacer apología de una enfermedad, llevaron a la retirada de la prenda.

depresion

2. "Nada sabe tan bien como la delgadez": la mítica perla que soltara Kate Moss hace años en una entrevista sirvió al diseñador Christopher Lee Sauve para diseñar una camiseta con el dibujo de una tabla de calorías y la cita estampada en mitad del cuadro. Lee Sauve basa su trabajo en ironizar con los lugares comunes asociados a la moda, pero en esta ocasión su estrategia fue demasiado lejos. Desde que Moss pronunciara dicha estupidez allá por 2009, cientos de blogs la utilizan como slogan, apoyando un estilo de vida poco saludable. Celebrarlo a través de una prenda es demasiado.

skinny

[Zara también incluye esta temporada una camiseta estampada con una tabla calórica, pero en lugar de la energía consumida, detalla en cada fila las tareas con las que tiene que lidiar una adicta a la moda (peluquería, eventos, paseos sobre tacones...). Un mensaje aparentemente mucho más inocuo pero probablemente igual de absurdo. El culto a la delgadez y el supuesto glamour de una vida entregada a la apariencia no sólo siguen presentes en el discurso de la industria, tienen hasta diseños propios].

3. "Quién necesita un cerebro cuando tienes estas": la frase, estampada sobre el pecho, no dejaba lugar a dudas del asunto al que hacía referencia. Tampoco es de extrañar que fuera Abercrombie & Fitch la marca que las comercializaba. La compañía es famosa por borrar las fronteras entre una tienda y un club de striptease, por vender prendas a clientes obsesionados con su cuerpo y por su CEO, Mike Jeffreys, un personaje que ha declarado que no quiere feos en su tienda y que ser cool es estar delgado. Obviamente, la importancia del cerebro ni siquiera se tiene en cuenta en sus talleres.

4. "Come menos": nuevamente, es Urban Outfitters el autor de esta proclama que encendió las redes sociales y fue retirada días después de aparecer en las tiendas. Está más que clara la estupidez del mensaje. La pregunta es: ¿alguien creyó que comprarla era una buena idea?

eatless

5. "Soy demasiado guapa para hacer los deberes, así que mi hermano los hace por mí": con letras rosas, emulando un dibujo trazado por un niño pequeño, este mensaje era el protagonista de una sudadera de la marca americana JC Penney. Propagando estereotipos perniciosos desde la infancia, la ropa infantil también está en el punto de mira de las críticas. No sólo se escriben mensajes "irónicos" en las prendas para jóvenes, también se cuelgan carteles controvertidos en la ropa de los más pequeños.

6. "Nerd" y "Geek": estas etiquetas, que pueden resultar cómicas en camisetas para adultos, no lo son tanto en las de los niños. Tenemos una extralña afición a etiquetarnos y proclamar nuestro estilo de vida a la más mínima ocasión, pero que el gigante Target, la cadena donde compra ropa barata la mayor parte de los americanos, bautice así a una línea para chicos de diez y doce años resulta bastante estúpido. Los institutos estadounidenses sufren altas cotas de acoso escolar a diario, hasta tal punto que el bullying se ha convertido en una de las lacras sociales más flagrantes de la nación ¿Qué niño querría decorar su ropa con la palabra empollón? Finalmente, fueron retiradas.

7. "Tú me provocaste": la brillante idea fue de Topshop que, hace dos años, sacó a la venta dos camsietas para hombre con mensajes más cerca de la aberración que de la transgresión. La primera rezaba: "Muy guapa tu nueva novia, ¿de qué raza es?, la segunda, reproducía un test multirespuesta. "Lo siento, pero...a. me provocaste b. estaba borracho c. tenía un mal día d. te odio e. no fue a propósito f. no pude evitarlo". Sobra cualquier excusa.

8. "Victimizados": el adjetivo estaba estampado junto al dibujo de un joven palestino portando un arma y la bandera del país. La idea fue obra, como no podía ser de otra manera, de Urban Outfitters. Otros diseños de la casa también merecen una mención especial, como aquel que reproducía la estrella que los nazis ponían a los judíos para distinguirlos del resto o esa camiseta que, sólo por el hecho de ser negra, se bautizó como "modelo Obama"

9. "Keep calm and hit her", "Keep calm and rape on": las camisetas anteriores fueron diseñadas y comercializadas por cadenas textiles ampliamente conocidas. Pero obviamente, también hay pequeñas marcas que viven de estampar mensajes cómicos, racistas o crueles en sus prendas. Cada uno puede diseñar su propio mensaje y ese es, quizá, el problema: que hay gente con ideas aberrantes viviendo entre nosotros.

Sin embargo, no podíamos dejar de recordar la línea de prendas que lanzó al mercado una de estas pequeñas firmas, Solid Gold Bomb y que se basaba en hacer apología explícita de la violencia de género utilizando la expresión viral "Keep Calm". Mantén la calma y sigue acosando, mantén la calma y dale un bofetón e incluso mantén la calma y sácale (a ella) el cuchillo. Se vendían en Amazon, y cuando el emporio de Bezos se enteró vía redes sociales de lo que estaba comercializando, prohibió su venta y aniquiló completamente a la marca. El problema es que, antes de que eso ocurriera, ya habían llevado a cabo algunas transacciones comerciales.

share