Actualidad

La única forma de parar la muerte de la Gran Barrera de Coral es acabar con el cambio climático

Actualmente, el 90% de los corales de este ecosistema único están afectados de una manera u otra. Y lo peor... está por llegar

Un análisis de la evolución de la Gran Barrera de Coral en las últimas dos décadas que se publica hoy en la revista Nature sirve para constatar algo de lo que se lleva hablando desde hace años: el mayor ecosistema vivo del mundo se está muriendo.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los corales es su blanqueamiento. "La cobertura de coral [en la Gran Barrera de Coral] se ha reducido a la mitad en los últimos 27 años", explicó a la CNN Sean Connolly, coautor del estudio elaborado por la James Cook University. El blanqueamiento se produce cuando las altas temperaturas del mar matan a las algas simbióticas que colorean los corales, quedando estas estructuras completamente blancas.

En el estudio se detallan tres blanqueamientos masivos: en 1998, 2002 y 2016.

En 1998, el 45% de los arrecifes se salvaron del blanqueamiento, cifra que pasó a ser un 42% en 2002 y tan solo un 9% en 2016. El año pasado, la Gran Barrera de Coral sufrió un desastre sin precedentes y el 91% del ecosistema acabó blanquecino. Y en 2017, tal como advertía la Great Barrier Reef Marine Park Authority (GBRMPA) a principios de semana, otro blanqueamiento masivo como el de 2016 puede llegar a producirse. De ser así, sería la primera vez que un evento de este tipo sucede dos años consecutivos.

Los autores del artículo de Nature advierten que la resiliencia de la estructura viviente más grande del planeta está disminuyendo rápidamente y que el 90% de los corales estudiados están afectados de una manera u otra. Además, si se producen blanqueamientos tan seguidos, los corales de crecimiento lento no tendrán tiempo para recuperarse. “Si el coral blanquea y muere, ya no será nunca más un arrecife de coral. Los esqueletos de los corales son pronto colonizados por algas que convierten el antiguo arrecife en una forma de colores oscuros”, explica a la CNN David Baker, profesor asistente del instituto de ciencias marinas de la Universidad de Hong Kong.

   

Los autores del artículo de Nature advierten que la resiliencia de la estructura viviente más grande del planeta está disminuyendo rápidamente y que el 90% de los corales estudiados están afectados de una manera u otra.

Ante aquellos que se preguntan qué podemos hacer para que esta maravilla de la naturaleza no desaparezca, la respuesta de la comunidad científica es clara: hay que acabar con el cambio climático.

Mientras que la mayoría de las acciones actuales de los gobiernos van encaminadas a mejorar la calidad del agua, los autores del estudio de Nature inciden en que lo único que salvará el arrecife a largo plazo será la reducción de la temperatura del agua. Y eso solo se puede conseguir haciendo frente al cambio climático. Porque como declaró Connolly a BuzzFeed: “sin una rápida transición hacia una economía global de cero emisiones de carbono, los blanqueamientos cada vez serán más frecuentes. Y la calidad de agua más alta del mundo no protegerá a los arrecifes en caso de que eso suceda”.

Los autores del estudio se permiten señalar con el dedo a uno de los culpables. Según Conolly, la mina de carbón Adani Carmichael es una de las mayores amenazas actuales que afronta la Gran Barrera de Coral. “Podemos tener nuestros combustibles fósiles o podemos tener un arrecife de funcionamiento saludable, pero no podemos tener ambas cosas", sentenció.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar