Actualidad

El calentamiento global te quitará el sueño, literalmente

Cada vez que suba un grado la temperatura nocturna, tendrás tres noches de insomnio

La razón por la que cada vez dormimos peor está directamente relacionada con el calentamiento global, según un estudio de un grupo de científicos de la Universidad de Harvard, publicado en la revista Science Advance.

Los cambios en la naturaleza provocados por los gases invernadero está dejando graves consecuencias: más olas de calor, subida del nivel del mar o graves tormentas, que aunque creas que no, afectan a nuestro estado de salud. Ahora, también directamente en los seres humanos.

El estudio comenzó en 2015, cuando el sur de California vivió una de las peores olas de calor. Por aquel entonces, el estudiante de la Universidad de San Diego, Nick Obradovich, que tenía serios problemas para dormir, decidió buscar una respuesta a la pregunta: ¿Cómo afecta el cambio climático al bienestar humano? Y la encontró.

Tras analizar datos de 765.000 residentes de Estados Unidos entre 2002 y 2011 que respondieron a una encuesta de salud pública, 'Behavioral Risk Factor Surveillance Survey' de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades, Obradovich y su equipo determinaron que las noche serán menos tranquilas por el aumento de las temperaturas.

Los investigadores, calcularon que cada aumento de la temperatura nocturna en un grado, produce de media tres noches adicionales de sueño intranquilo. A escala de Estados Unidos, en 2050, por cada 100 personas habrá seis noches de insomnio al mes. En 2099, sería más del doble, catorce noches adicionales de intranquilidad, según las estimaciones de los investigadores.

La calidad del sueño es un buen termómetro para determinar la salud de una persona. En este sentido, Obradrovich señaló que "dormir demasiado poco puede hacer a una persona más susceptible a enfermedades y patologías crónicas, y puede dañar el bienestar psicológico y el funcionamiento cognitivo".

El problema del sueño se incrementará previsiblemente en verano, y afectará principalmente a dos grupos de la población: las personas con pocos ingresos que no pueden pagar un aparato de aire acondicionado, y los mayores de 65 años, que son más susceptibles al estrés por calor.

En realidad, los estudios sobre la materia se basan en suposiciones, ya que todavía resulta difícil determinar cómo la sociedad vivirá en 100 años. Aún así, Obradrovich determinó, que sería necesario adaptarse al cambio climático y desarrollar en esta materia, tecnología más eficiente y barata. "Cada vez encontraremos más cosas que necesitamos adaptar", y "más que tendremos que pagar", recalcó.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar