Actualidad

Un soldado británico ayuda a exhumar cadáveres argentinos de las Malvinas

Cuando acabó la guerra, se encargó de organizar el cementerio donde fueron enterradas 247 víctimas argentinas

En 1982, el soldado británico Geoffrey Cardozo se encargó de organizar el cementerio en el que se enterraron 247 de los muertos argentinos de la Guerra de las Malvinas.

Este lunes, 35 años después, volverá al mismo lugar como asesor de la Cruz Roja en el intento de exhumación de los 123 cadáveres que no han sido identificados desde entonces, según informa BBC Mundo. En sus tumbas, el epitafio reza: "Soldado argentino solo conocido por Dios".

Cuando era capitán y tenía 32 años, aterrizó en las Maldivas con la intención de organizar el cementerio. Viajó junto a agentes funerarios que él mismo convenció, ante la negativa del gobierno argentino de Leopoldo Galtieri de aceptar la repatriación de cuerpos que le ofrecía su homóloga inglesa Margaret Thatcher.

Ahora, a partir de este mismo lunes y ya en la reserva, asesorará a la misión de la Cruz Roja que trabajará por identificar a las víctimas ante la tensa espera y las expectativas de sus familiares, que han aportado muestras de ADN para la identificación. 

En entrevista con BBC Mundo, Cardozo explicó cómo intentó identificar a los cuerpos cuando los enterró. Muchos de ellos eran jóvenes recién alistados que combatieron sin chapas de identificación. "En cada cuerpo que enterré, y los enterré todos, busqué lo que pude. Les quité el uniforme, busqué en cada bolsillo, en los calzoncillos, busqué cartas de sus familias", contó. "Esto era posguerra: no existían registros dentales ni muestras de ADN", dijo también al diario argentino La Nación.

El exmilitar contó al mismo periódico cómo fue su llegada a las Malvinas tras la guerra. Al principio, llegó para atender las secuelas de los supervivientes, aunque acabó enterrando a los muertos: "La batalla recién había terminado y las islas estaban en muy mal estado. Hay algo en la psicología de esos que ganan y pierden que es muy fuerte y los une: ellos son los sobrevivientes. No es fácil de sobrellevar".

La tarea que empieza hoy no es el primer 'flashback' de la Guerra de las Malvinas para Cardozo. En 2008, Cardozo se encontró en Londres con tres exsoldados argentinos a los que les entregó los cuadernos con sus anotaciones sobre los caídos argentinos en las Malvinas. Así nació 'No me olvides', un proyecto para reaproximar los recuerdos de las víctimas con los familiares que no sabían cómo habían terminado.

El pasado año, Cardozo se reunió con familiares de las víctimas en Argentina para informarles personalmente de que él había sido el último en ver a los soldados. Si la exhumación y el reconocimiento de ADN concluyen con éxito, tal vez Cardozo consiga, a sus 67 años, cerrar su intensa y emotiva historia con las Malvinas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar