Actualidad

Este billonario chino quiere acabar a toda costa con Tesla

El nuevo ring es el mercado de los coches eléctricos

Jia Yueting ya lleva un tiempo provocando a Elon Musk. Todo empezó cuando el billonario chino quiso dejar claro que en el mercado de los coches eléctricos él iba a ser un competidor. Lo hizo presentando un modelo de vehículo que copiaba abiertamente al de Tesla. Pero, por si acaso Musk no pillaba la declaración de guerra, Yueting quiere ahora plantarse "en casa" de Tesla con Faraday Future, su marca de automóviles.

El mensaje que acaba de enviar Yueting no puede ser más descarado: quiere instalar una planta de fabricación en el norte de Las Vegas, a unas escasas 400 millas de la fábrica de baterías que Musk abrió en 2014.

El billonario chino Jia Yueting quiere construir una planta de fabricación de coches eléctricos en el norte de Las Vegas, a unas escasas 400 millas de la fábrica de baterías que Tesla abrió en 2014

Entre ambos adversarios existen parecidos. Tanto Yueting como Musk hicieron fortuna en compañías tecnológicas que ellos mismos fundaron. Musk levantó Zip2 y PayPal. Yuenting hizo con mismo con Leshi Internet Information & Technolog (o LeEco), una de las plataformas de contenidos en vídeo más grandes de China, con una capitalización de 15.000 millones de dólares. Ahora las ambiciones del chino adquieren una nueva dimensión internacional con la vista puesta en la disrupción de la industria automovilística, y en esa aventura hay un claro enemigo

"Tesla es una gran compañía y ha llevado a la industria global del coche a la era del vehículo eléctrico. Pero nosotros no estamos construyendo un coche. Consideramos que el coche es un dispositivo móvil inteligente de cuatro ruedas, no diferente en lo esencial a un teléfono móvil o una tableta", comentaba Yueting hace poco en declaraciones a Reuters. "Esperamos sobrepasar a Tesla y liderar la industria, propulsándola a una nueva era".

Consideramos que el coche es un dispositivo móvil inteligente de cuatro ruedas, no diferente en lo esencial a un teléfono móvil o una tableta

A pesar de ser un empresario ambicioso, lo que Yueting no podía esperar es que le recibiera todo el mundo con pancartas de bienvenida. Tiene sus defensores, y algunos poderosos. El gobernador de Nevada ya ha mostrado su apoyo al proyecto de Faraday Future explícitamente. Yueting, además, ha invertido más 300 millones de dólares en la marca Faraday y se prepara para llevar a cabo una ronda de financiación recaudará fondos en las próximas semanas. Estima que será una cantidad de dinero "significante" y vendrá de inversores asiáticos.

Pero Yueting no se ha ganado la confianza de un hombre clave: Dan Schwartz, responsable de la tesorería del Estado de Nevada. Schwart se muestra escéptico porque la planta necesita una inversión de 1.000 millones de dólares y duda que las cuentas de Yueting sean estables. El proyecto, además, requiere la ayuda económica del gobierno para el tendido eléctrico, las cañerías o carreteras. Por eso, Schwart quiere más transparencia antes de contribuir con bonos del estado a los 120 millones que sería necesario invertir en infraestructuras.

Más allá de rivalidades, en lo que todo el mundo parece estar de acuerdo es que el futuro necesita coches eléctricos. La solución para reducir la polución de las ciudades pasa por la revolución eléctrica, por apostar por coches ecológicos ya sean híbridos o eléctricos. Ahí está el negocio. Así que parece lógico que se saquen los cuchillos.

[Vía Bloomberg, Reuters, Mashable]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar