Actualidad

Un trabajo de revisión analiza 10.000 estudios sobre el cannabis y concluye que sus beneficios médicos son... 3

Los investigadores clasificaron los supuestos beneficios y riesgos médicos de la marihuana en tres categorías: evidencias concluyentes, evidencias moderadas y evidencias limitadas o nulas. Estos son los resultados

El avance en la legalización de la marihuana es una fuerza imparable. Cada vez más Estados en EEUU legalizan el uso del cannabis con fines terapéuticos y actualmente es legal fumarse un porro en más de 16 países. Precisamente, uno de los argumentos de peso entre aquellos que defienden la legalización se basa en los supuestos beneficios médicos del cannabis. Beneficios que algunos, como el activista Steve DeAngelo, consideran prácticamente ilimitados.

[Vídeo relacionado]

Sin embargo, un nuevo informe de 400 páginas elaborado por La Academia Nacional de Ciencia, Ingeniería y Medicina de EEUU a partir de la revisión de 10.000 estudios científicos ha llegado a la conclusión de que los beneficios médicos del cannabis son... exclusivamente tres. O al menos, esos son los que aparecen respaldados por evidencias científicas fuertes.

Estos tres beneficios del cannabis son el tratamiento del dolor crónico, la reducción de la náusea tras la quimioterapia y la reducción de los síntomas de la esclerosis múltiple.

“El comité ha desarrollado un lenguaje estándar para categorizar el peso de las evidencias respecto a si el uso del cannabis con fines terapéuticos es un tratamiento efectivo o no y si el uso del cannabis con fines recreativos se asocia estadísticamente a ciertas condiciones de salud”, se puede leer en las conclusiones del informe.

Para ello, los investigadores dividieron los efectos en diferentes categorías que seguían unos parámetros generales (evidencias concluyentes, evidencias moderadas, evidencias limitadas). Y allí fue donde metieron los diferentes beneficios y daños para la salud del cannabis.

Un nuevo informe de 400 páginas elaborado por La Academia Nacional de Ciencia, Ingeniería y Medicina de EEUU, en el que se analizan más de 10.000 estudios científicos, ha llegado a la conclusión de que los beneficios médicos del cannabis son... tres

Las evidencias concluyentes se refieren a los tres beneficios citados: combate el dolor crónico, reduce las náuseas y las ganas de vomitar tras la quimioterapia y reduce los síntomas de la esclerosis múltiple. En cuanto a las evidencias moderadas, podemos decir que no incrementa el riesgo de padecer cáncer y ayuda a reducir los problemas de sueño provocados por la apnea de sueño, la fibromialgia, el dolor crónico y la esclerosis múltiple.

Finalmente, el estudio ha encontrado evidencias limitadas o nulas en relación a supuestos beneficios como la capacidad de contrarrestar la pérdida de apetito asociado al VIH/SIDA y el alivio de los síntomas de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, síndrome de Tourette, demencia o depresión. Tampoco han encontrado evidencias concluyentes que soporten la idea de que el cannabis puede ser un buen tratamiento para ciertos tipos de cáncer, el síndrome del intestino irritable, la epilepsia, el Parkinson y la esquizofrenia.

Si nos vamos al otro extremo, estas son las evidencias concluyentes en cuanto a los riesgos del cannabis, según el citado estudio de revisión: empeora los problemas respiratorios, aumenta la probabilidad de sufrir accidentes de circulación, puede contribuir al bajo peso de los bebés al nacer y a desencadenar esquizofrenia y otras psicosis.

Respecto a las evidencias moderadas, podemos hablar de lesiones respiratorias entre los niños que fuman cannabis, deterioro del aprendizaje, la memoria y la atención, trastornos de ansiedad social, depresión y episodios bipolares en personas diagnosticadas con trastorno bipolar, trastorno por abuso de sustancias por alcohol, tabaco y otras drogas ilícitas.

Por último, las evidencias limitadas o nulas acerca de los riesgos del consumo de cannabis abarcan desde el deterioro del rendimiento académico o el compromiso social hasta el ataque al corazón, el accidente cerebrovascular, la diabetes, ansiedad y episodios bipolares en las personas no diagnosticadas con trastorno bipolar, asma u otras enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC). Y no, no se puede morir por sobredosis de cannabis.

Tags: , ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar