Actualidad

La belleza infinita de las chicas solitarias

El ilustrador Adams Carvalho llena de mujeres melancólicas y hermosas su perfil de Instagram

En unas imágenes tiernas y potentes de Las flores del mal, el poeta maldito Charles Baudelaire inventa a una luna distraída y aburrida que acaricia suavemente sus senos. No hace falta entender lo que el poeta quiere decirnos realmente aquí, pues la imagen ya es lo suficientemente bella como para que nuestra imaginación comience a volar. Tampoco es necesario, por esa misma razón, saber a qué se refiere el ilustrador Adam Carvalho cuando dibuja de manera obsesiva mujeres solitarias, semidesnudas, perdidas en la naturaleza más extraña y ficticia. Como ocurre con Baudelaire, Carvalho nos sugiere aquí una colección de flores. Un jardín femenino y bruto en el que todos los sentimientos y todas las sensaciones están por explotar. La belleza de la soledad, así, se convierte en una belleza inmensa: la de un solo cuerpo luchando contra las sombras blancas del espacio. La de una mente distraída capturando sueños como si fueran mariposas. La de un montón de sentimientos poderosos, que sólo en el más absoluto silencio podremos alcanzar.

La soledad es ese paisaje de sombras contra las que nuestros cuerpos chocan

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar