Actualidad

Descubren que el feto de dinosaurio más famoso del mundo es de una especie nueva

El mítico Baby Louie vivió en China hace 90 millones de años, medía 8 metros y pesaba cerca de tres toneladas

En los años 90, unos granjeros desenterraron en un campo de Henan (China) un fósil de un embrión de dinosaurio que hasta llegó a ser portada del National Geographic. Mundialmente, se le conoció como Baby Louie, en homenaje al fotógrafo que retrato sus restos. Pero de Baby Louie no se tenía ni idea de a qué género, especie y genealogía pertenecía, solo que el pequeño feto no contó con mucha fortuna: murió aplastado antes de que naciera.

Veinticinco años más tarde del hallazgo, el fósil tiene un nombre oficial y se celebra una gran noticia. Beibeilong sinensis, que significa "bebé dragón de China", se trata de una especie nueva de oviraptorosaurio gigante y no de un tiranosaurio como inicialmente se pensó.

Portada del National Geographic en 1996

En un estudio publicado en Nature Communications, los investigadores explican que esta especie que estuvo vagando por la Tierra hace 90 millones de años poseía plumas, alas primitivas y un pico y una cresta con los que desgarraban la comida. Presentaba características parecidas a las de las aves hoy en día, salvo el tamaño, que no tiene nada que ver.

De haber nacido Baby Louie, hubiera medido ocho metros de longitud y hubiera pesado alrededor de tres toneladas, algo que han estimado basándose en dinosaurios emparentados al no disponer de huesos de adultos. Los huevos que solían poner estos dinosaurios llegaban a los 45 centímetros y a un peso de 5 kg. De hecho, el fósil encontrado formaba parte de un nido en el que había entre seis y ocho más.

Recreación de Zhao Chuang

" Gracias a este fósil, ahora sabemos que estos huevos fueron colocados por un gigantesco oviraptorosaurio, un dinosaurio que se habría parecido mucho a un casuario (unas aves no voladoras, con la mala fama de ser las más peligrosas del mundo, que viven en Australia y Nueva Guinea)", explica la profesora Darla Zelenitsky, de la Universidad de Calgary (Canadá) y del equipo chino-canadiense que realizó la investigación.

"Habría sido un espectáculo con un animal de tres toneladas como este sentado en su nido de huevos", subraya debido a que cuidaban los huevos de manera similar a las aves actuales.

Baby Louie se ha pasado 20 años en Estados Unidos debido a que se vendieron sus retos al descubrirse. En 2013, por fin volvieron a su tierra, China, donde pudieron ser estudiados en profundidad.

Zhao Chuang

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar