Actualidad

La banda de fotoperiodistas españoles que triunfó en el exilio

Me-Mo Magazine es una nueva revista impulsada por profesionales españoles. Y promete.

No deja de ser curioso que en la era de la imagen los fotoperiodistas se mueran de hambre. Sobre todo los españoles. Aquí, más allá de la desaparición de casi todas las revistas dedicadas fotografía de actualidad y de la irrupción de Internet en el periodismo, los medios de comunicación nacionales se dicen incapaces de financiar coberturas gráficas en el extranjero. Sin embargo, como explica la fotoperiodista y profesora Sandra Balsells en este documental producido recientemente por Canal +, estos mismos medios no tienen reparos en enviar a una legión de fotógrafos cuando, por ejemplo, se trata de cubrir grandes eventos deportivos.

Titulado No me llames fotógrafo de guerra, el documental aborda algunos problemas de subsistencia los mejores fotoperiodistas españoles, así como sus dudas y dilemas. Aparecen en él Samuel Aranda, premio World Press Photo 2012, Emilio Morenatti, una de las grandes firmas de AP, Álvaro Ybarra Zabala, miembro de Getty Images y Manu Brabo, premio Pulitzer, entre otros. Basta oír hablar sobre ellos al editor gráfico de gigantes como AP, The New York Times o Getty cuando uno se pregunta qué ocurre en España. ¿Por qué no se compra el trabajo de grandes fotoperiodistas nacionales que han obtenido los mayores reconocimientos en su ámbito? ¿Por qué no se valoran a estos campeones, de nuevo, como se hace con los del deporte?

La precariedad a la que muchos se ven sumidos es conocida: estos jóvenes gastan sus ahorros para ir a zonas de conflicto sin seguros ni ningún tipo de apoyo, o piden préstamos a sus parientes y amigos. Ningún gran medio les envía. Muchos se establecen como corresponsales informales en zonas calientes y esperan las llamadas. Después del trabajo duro, y de asumir demasiados riesgos, llega el reconocimiento. Siempre extranjero. Como reconoce un travieso Manu Brabo en el documental, “hubiera preferido el Gordo [al Pulitzer]”.

Llegado el reconocimiento, un grupo de fotoperiodistas españoles acaba de impulsar mediante crowdfunding un proyecto independiente, Me-Mo Magazine (acrónimo de Memoria en Movimiento), para el que han conseguido recaudar 22.000 euros. El proyecto consiste en una revista digital de reportajes fotográficos, que será en inglés y cuatrimestral, y ha sido fundada por el mismo Brabo, Guillem Valle (World Press Photo), Fabio Buchiarelli (Medalla de oro Ropert Capa), Diego Ibarra (colaborador en New York Times) y José Colón (AFP). Podrá visualizarse con una aplicación para tabletas y su contenido será algo distinto, algo nuevo en el mundo del fotoperiodismo: cada número tratará un tema central, una sola idea, y todas las historias publicadas girarán entorno a ella. El miedo será la temática del número cero, algo que este nuevo Bang Bang Club, parece haber vencido estando juntos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar