PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿De bajón? Este cómic está peor que tú. ¡Viva!

H

 

"Depression Comix" describe el día a día de la enfermedad mental de nuestro tiempo

Natxo Medina

09 Enero 2014 16:25

La depresión no es un tema sencillo de abordar. Para empezar, existe una línea difusa entre la melancolía cotidiana y la verdadera depresión clínica. Lo primero puede ser un rasgo de carácter o la simple constatación de que a veces las cosas no van bien. Lo segundo es una patología compleja que afecta al equilibrio del cuerpo y la mente y que puede y debe ser debidamente diagnósticado y tratado. No todo es depresión y no todo aquel que está decaído está deprimido. Tampoco cualquier desviación de la norma emocional debería ser tratada con pastillas, como si fuéramos animales de laboratorio. Las causas son complejas, las soluciones también.

A través de las viñetas de "Depression Comix", el autor Clay, canadiense de nacimiento y japonés de residencia, y además especialista en los campos de la psicología y la educación, pretende ofrecer un retrato cotidiano de las batallas internas a las que los pacientes se ven sometidos: autodesprecio, aislamiento, inseguridad, fatiga física y mental, y la desesperante sensación de que las cosas nunca van a mejorar y que nuestro papel en el mundo es insignificante. Lo hace en forma de pequeños fragmentos cotidianos, y desde una perspectiva descriptiva, sin emitir juicios sobre sus personajes, esforzándose en que las situaciones hablen por sí solas. Sus dibujos quieren ser un espejo en el cual los lectores aquejados de estas dolencias puedan reflejarse.

Si precisamente uno de los problemas principales de las personas deprimidas es la acuciante sensación de soledad (unida a una necesidad animal de contacto humano que sin embargo parecen despreciar), puede ser buena idea darles la oportunidad de que vean, en primer lugar, que hay otros como ellos, romper el círculo que les lleva a pensar que son los únicos que se sienten como si un tractor les hubiera pasado por encima del ánimo y que son completamente inútiles. Un mensaje que, si uno se para a pensarlo bien, no paramos de recibir por todas partes en este mundo obsesionado con los triunfadores y en el que cada vez más parece que la realidad escapa a nuestro control.

Depression Comix

share