Actualidad

Las emisiones de metano están descontroladas, y son más peligrosas que el CO2

Mientras todo el mundo se preocupa del dióxido de carbono, científicos alertan del peligro del metano para el clima

Llevamos años siendo conscientes de la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono para combatir el cambio climático. Ahora, un estudio publicado en Global Methane Budget alerta que otro gas que también contribuye al calentamiento global, el metano, se ha disparado en la última década.  

A pesar de que en la atmósfera hay menos metano que dióxido de carbono, éste puede ser todavía más perjudicial. Porque, de acuerdo con un comunicado de Global Carbon Project, "atrapa 28 veces más calor".

Por ello, si no se hace nada al respecto la temperatura media podría ascender a más de los 2 ºC establecidos en el Acuerdo de París. Algo que provocaría consecuencias catastróficas como sequías, inundaciones y aún más calentamiento global.

"Creo que la gente debería estar preocupada. Mientras intentamos estabilizar las emisiones de dióxido de carbono, el metano va en dirección contraria", dijo el coautor del informe y profesor de la Universidad de Stanford, Robert Jackson.

"Es horrible".

Pero, ¿cuándo empezó el aumento?

Los 100 investigadores internacionales de este estudio explican que el primer incremento significativo se produjo en 2007 y que en 2014 y 2015 se disparó. Por aquel entonces, los niveles en la atmósfera ascendieron a 10 o más partes por billón. Una cifra demasiado alta si la comparamos con las 0,5 partes por billón que se habían registrado en el 2000.

A pesar de que hay más dióxido de carbono que metano en la atmósfera, éste "atrapa 28 veces más calor"

Y, ¿a qué se debe?

Por el momento no es concluyente. Pero algunos científicos han alegado en un artículo publicado en Environmental Research Letters que las principales causas son la producción agrícola, al aumento de ganado y a la explotación de combustibles fósiles.

"Muchas personas apuntarían con el dedo a la industria del petróleo y a la del gas en primer lugar, pero hay más emisiones de metano que proceden de la agricultura", dijo Jackson. Aun así, el coautor de este artículo, Pep Canadell, ha expresado la urgente necesidad de reducir su cantidad en cualquier sector y, para ello, es imprescindible la colaboración de todos los países.

Entonces, ¿qué se debe hacer ahora?

"Todo el paquete de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, óxido nitroso y metano) se encuentra en las emisiones máximas y, a partir de ahora, debería comenzar a bajar para que a finales de siglo llegue a cero", advirtió Canadell.

Por ello, los científicos están reclamando a la comunidad internacional que se comprometa a prevenir cualquier incremento adicional. De no ser así, alertan que los objetivos del Acuerdo de París podrían estar en peligro.  Jackson también ha propuesto que el sector agrícola estudie innovaciones que disminuyan las emisiones, como por ejemplo cultivar arroz de modo que requiera menos inundaciones.

Las principales causas son la producción agrícola, al aumento de ganado y a la explotación de combustibles fósiles

Sin embargo, hay otro agente crucial que podría hacer que esta crisis fuese aún más difícil de remediar: Donald Trump. Con el cambio de presidencia, los científicos temen las consecuencias que podría comportar un cambio en las políticas de Estados Unidos para combatir el cambio climático.

[Vía CNN]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar