PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El atroz fotógrafo de moda que se inspiró en las violaciones de la India

H

 

El caso de Nirbhaya, violada en grupo salvajemente y asesinada en un autobús, sirve al fotógrafo Raj Shetje para realizar una incomprensible serie fotográfica

Leticia García

07 Agosto 2014 13:35

Hace dos años, Nirbhaya, una joven de 23 años, fue brutalmente violada y asesinada por varios hombres en un autobús de Delhi. Aquel suceso hizo que el mundo entero tomara conciencia de la terrible realidad que se vive en India: en Delhi, se estima que una mujer es violada cada 18 horas (en muchas ocasiones a manos de sus propios maridos) y durante el año pasado, la media de las mujeres violadas cada día en todo el país ascendió a 92.

Pero para algunos, el hecho de que las violaciones sean, hoy por hoy, el tema más importante de la India, no es sólo una lacra, sino una oportunidad para dar a conocer eso que ellos llaman “arte”: bajo el título The Wrong Turn el fotógrafo indio Raj Shetje publicó la semana pasada un editorial de moda en el que se puede ver a una modelo forcejeando con varios hombres dentro de un autobús.

El atroz fotógrafo de moda que se inspiró en las violaciones de la India

Claramente, se trata de una alusión al caso de Nirbhaya, aunque Shetje niega cualquier parecido con la realidad. “No está basado en ella”, declaraba a Buzzfeed. Y utiliza como excusa su papel como artista para justificarse: “Al ser fotógrafo, el único medio que tengo para comunicarme son las fotos. Es tan simple como eso. Es arte. Hacer películas, escribir artículos, poemas… todas son formas de aproximarse al tema. Soy un fotógrafo de moda, esto es lo que sé hacer” , añade.

Admite que esta es su peculiar forma de arrojar luz sobre el asunto de las violaciones, pero niega que su intención fuera emular el caso de Nirbhaya (aunque las imágenes lo dejen en evidencia) y, sobre todo, niega que este editorial busque frivolizar con esta cuestión.

Probablmente, enmarcar un hecho tan trágico dentro de un contexto como el de la moda y adornar la situación con modelos y vestidos de lujo no sea la forma más adecuada de denunciarlo. Otra cosa es, claro, utilizar el tema para crear polémica y así lograr que tu nombre suene. Aunque sea a cualquier precio.

El atroz fotógrafo de moda que se inspiró en las violaciones de la India

Lo cierto es que la fotografía de moda siempre ha estado en el punto de mira por frivolizar con sucesos graves (de los países pobres al racismo) y, sobre todo, por propagar una imagen femenina en campañas y editoriales que no sólo las cosifica, también llega a sugerir agresiones. Los casos son muchos: de las modelos amoratadas de Guy Bourdin a la censura de aquel anuncio de Dolce & Gabbana que sugería una agresión sexual en grupo o aquel editorial de Steven Meisel, “Dogging”, en el que algunos vieron una orgía de varios hombres y una sola mujer y otros un intento de violación.

Sin embargo, esta es la primera vez que el contexto no deja lugar a dudas. Shetje puede hablar de arte, pero el autobús, el número y tipo de personas implicadas en la producción y los gestos que sugieren cada uno de ellos le dejan sin excusas: la violación es un tema flagrante en la India y este fotógrafo no ha sabido o querido distinguir entre las tendencias fatales y las modas frívolas.

share