Actualidad

El ataque a un casino de Manila deja al menos 36 muertos y 54 heridos

Se cree que ninguna de las víctimas murió a causa de las balas, sino que fueron asfixiadas por el humo que invadió el edificio tras el incendio

Un ataque ha sembrado el terror en el casino Resorts World Manila matando a al menos 36 personas y dejando a otras 54 heridas. El responsable ha sido un hombre que ha irrumpido en las instalaciones esta mañana con un rifle disparando al aire y contra pantallas de televisión, derramando gasolina encima de las mesas de juego para después prenderles fuego y robar 113 millones de pesos filipinos – unos 2 millones de euros – en fichas. Se desconoce cómo consiguió entrar en el complejo con el arma y con el combustible.

Se cree que ninguna de las víctimas murió a causa de las balas, sino que lo hicieron asfixiadas por el humo que invadió el edificio tras el incendio. "La mayoría de las víctimas fueron mujeres a las que se encontró muertas dentro del baño", dijo a la CNN el jefe del Distrito Sur de Policía, Tomas Apolinario.

Durante el ataque, 70 personas sufrieron heridas leves al huir en estampida por sonidos de disparos y por el humo procedente de los pisos superiores del edificio.

                                                                                                                                                                         Policía de Filipinas

"Podía oler un poco de humo que provenía de un artefacto explosivo", dijo a la CNN uno de los testigos de los hechos, Tikos Low, refiriéndose a que también se podría haber detonado una bomba. "Estaba a punto de mi descanso cuando vi gente corriendo. Algunos huéspedes del hotel dijeron que alguien gritó 'ISIS'", recordó a la radio DZMM un empleado de Resorts World, Maricel Navarro.

Según indicó a los medios de comunicación el jefe de la policía de Manila, Oscar Albayalde, el autor del crimen "parece caucásico, habla inglés, es grande y es blanco, así que probablemente es un extranjero". Pero no han llegado a detenerle. Después del ataque, el autor ha intentado suicidarse pegándose un tiro pero al errar el disparo ha acabado prendiéndose fuego junto al botín que había robado.

A pesar de los enfrentamientos de casi dos semanas entre Maute, el grupo filipino afiliado a ISIS, y el ejército en la ciudad de Marawi, las autoridades han descartado que el grupo terrorista esté detrás del ataque.

"Estaba a punto de regresar al segundo piso desde mi descanso cuando vi gente corriendo. Algunos huéspedes del hotel dijeron que alguien gritó 'ISIS'"

"Es demasiado pronto para decirlo, pero creemos que no tiene nada que ver con ISIS. Si se tratara del grupo terrorista, todas las personas que estaban jugando en el interior habrían recibido disparos o habrían sido víctimas de un bombardeo, pero no lastimó a nadie directamente", ha apuntado Ernesto Abella, el portavoz del presidente filipino, Rodrigo Duterte.

Las autoridades sospechan que se trató de un frustrado intento de robo que escapó de control. Aunque, el grupo filipino aliado al ISIS no opina lo mismo. Uno de sus miembros ha reivindicado en las redes sociales que "soldados lobos solitarios" de los terroristas son los responsables del ataque.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar