Actualidad

Un alto comandante de ISIS dirigió el plan para atentar contra un avión en Australia

Las autoridades han dado a conocer detalles sobre "uno de los planes terroristas más sofisticados que se haya intentado nunca en suelo australiano"

Getty

Hacer caer un avión. Reventarlo en el aire colando un artefacto explosivo en su interior. Ese era el plan. O mejor dicho, el primero de los planes. Porque hubo un segundo proyecto de ataque, un plan B, que los servicios de seguridad australianos también llegaron a abortar a tiempo.

Dos de los cuatro detenidos el pasado fin de semana por su supuesta implicación en un “complot de inspiración islamista” acaban de ser formalmente inculpados de “acciones para preparar o para planear un acto terrorista”. Se trata de los hermanos Khaled y Mahmoud Khayat, de 49 y 32 años. Las autoridades consideran probada su participación en un intento de atentado contra un avión de Etihad Airways que salía de Sídney el pasado 15 de julio.

Según ha explicado en rueda de prensa Michael Phelan, subinspector de la Policía Federal Australiana, uno de los acusados, el mayor de los hermanos, viajó con un explosivo de fabricación casera escondido en una bolsa de viaje hasta el aeropuerto internacional de Sídney el citado 15 de julio. Pero no era él quien iba a tomar el vuelo de Etihad Airways, sino su hermano.

En el aeropuerto, el acusado le pidió a su deudo que le llevara esa bolsa hasta su destino, sin avisar de lo que había en su interior. El hermano estaba llamado a ser un mártir de la causa salafista sin saberlo. Pero algo falló.

Por razones que no están claras, la bolsa explosiva nunca llegó al control de seguridad. Por algún motivo, la operación fue abortada. El acusado se fue por donde había venido, cargando con la pieza de equipaje asesina. Su hermano tomó su vuelo con normalidad.

Las autoridades australianas no han revelado más detalles, pero aseguran que se trata de “ uno de los planes terroristas más sofisticados que se haya intentado nunca en suelo australiano”. “Si no fuera por el gran trabajo desempeñado por las agencias de inteligencia y los servicios de seguridad en un muy corto espacio de tiempo, podríamos haber sufrido un evento catastrófico en este país”, ha dicho Phelan.

Además, el subinspector de la Policía Federal ha explicado que las informaciones de inteligencia y la investigación que ha seguido a los arrestos apuntan a “un importante miembro del ISIS” como director de toda la operación.

Según la investigación, el artefacto explosivo, al que Phelan se ha referido como “un explosivo de grado militar”, habría sido fabricado a partir de componentes enviados a Sídney desde Turquía por alguien vinculado al Estado Islámico. El citado comandante de ISIS habría instruido a los acusados sobre cómo montar la bomba, que ha sido recuperada por la policía.

Químicos para el Plan B

Las ganas de matar de los acusados no se mitigaron con el intento fallido de derribar el avión. De acuerdo a las autoridades, ante la imposibilidad de materializar su plan el 15 de julio, los acusados cambiaron de estrategia. Su plan B, que aún se estaba fraguando, pasaba por fabricar un dispositivo de dispersión química con el que pensaban liberar sulfuro de hidrógeno o ácido sulfhídrico, una sustancia altamente tóxica, en un espacio público aún no decidido.

“El sulfuro de hidrógeno es muy difícil de hacer, así que quiero dejar claro que aunque ese fuera el plan, estábamos aún lejos de que los terroristas llegaran a tener un dispositivo funcional con el que llevarlo a cabo”, ha explicado Phelan. “Hemos encontrado precursores químicos, pero estaban lejos de lograr un dispositivo que pudiera funcionar”.

La policía también ha reconocido que no estaban al tanto de ninguno de los planes hasta que recibieron un soplo a través de agencias de inteligencia de otros países el pasado 26 de julio. Ese decir, los cuerpos de seguridad nacional no tuvieron nada que ver en el desbaratamiento de la acción contra el avión de Etihad. Las noticias de ese intento de atentado les llegaron después.

Los dos imputados deberán comparecer ante un tribunal el viernes. Los cargos que se le imputan podrían costarles la cadena perpetua.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar