Actualidad

El agresor de Hamburgo estaba en el punto de mira de la policía por islamista

El joven acuchilló mortalmente a una persona e hirió de gravedad a otras seis en un supermercado en la tarde de ayer

Vía Spiegel TV

Al final ha sido el alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, el que ha usado la palabra que todos intentaban no decir: “atentado”. Atentado con finalidad terrorista. Cometido por un solicitante de asilo que actuó por “odio” hacia el país.

Scholz ha calificado así el ataque mortal perpetrado en la tarde de ayer en un supermercado de esa ciudad alemana. Poco después de las 15:00 horas, un hombre irrumpió en el establecimiento, cogió un cuchillo de una de las estanterías, rompió el embalaje y sin mediar palabra empezó a apuñalar de forma indiscriminada a varias de las personas presentes. La acción se saldó con un hombre de 50 años fallecido y seis heridos graves por arma blanca. Según varios testigos, el joven gritó “Allahu Akbar” (Alá es grande) antes de huir del local.

El joven fue perseguido y finalmente reducido por una decena de ciudadanos que habían presenciado la escena. Tras su detención, la policía informó de que el agresor atacante era un hombre de 26 años nacido en Emiratos Árabes Unidos, pero no desvelaba todavía ni su nombre ni su nacionalidad.

En la tarde de ayer las informaciones eran contradictorias. Al principio la policía aludió al incidente como un simple robo con final trágico. En medio de la confusión, el diario sensacionalista Bild aseguraba que las autoridades habían activado una alerta terrorista. Ambas versiones fueron desmentidas por la policía.

Horas después Der Tagesspiegel aludía a fuentes de la investigación según las cuales el atacante era un conocido islamista, un extremo que el portavoz de la policía de Hamburgo, Timo Zill, aseguraba desconocer. “Estamos investigando en varias direcciones y no estamos en condiciones de ofrecer valoraciones serias, ni sobre el trasfondo del ataque ni sobre los móviles del agresor”, dijo el funcionario.

Al final, ese extremo se confirma.

Las autoridades han confirmado que el agresor, nacido en Emiratos Árabes Unidos, llegó a Alemania como solicitante de asilo. Su identidad aún no ha trascendido

En una rueda de prensa ofrecida hoy sábado en el Ayuntamiento de Hamburgo, fuentes oficiales han reconocido que el atacante, identificado como Ahmad A., era conocido por la policía como "islamista, aunque no como yihadista". Fue investigado hace un año después de que personas de su entorno avisaran de su posible radicalización. Las fuerzas de seguridad sí encontraron signos de radicalización, pero no le consideraron una "amenaza inminente". Además, tampoco había pruebas de su implicación en ninguna red islamista.

Las autoridades también han confirmado que el joven de 26 años, nacido en Emiratos Árabes Unidos —su nacionalidad aún está siendo verificada—, llegó a Alemania a principios de 2015 y había solicitado asilo en Dortmund. No tuvo éxito en esa empresa. El Estado alemán le denegó el estatuto de refugiado. En la actualidad vivía en un albergue de refugiados en Hamburgo y estaba a la espera de una expulsión que no se había podido concretar todavía porque no tenía documentos.

Según la policía, el agresor actuó solo y parece que movido por motivos religiosos, aunque precisan que también tenía problemas psicológicos. De ahí que el ministro del Interior de Hamburgo, Andy Grote, le haya descrito como "agresor individual mentalmente inestable". "La situación es confusa y aún es imposible saber qué fue lo que le impulsó para cometer el ataque", ha dicho Grote.

De momento ningún grupo se ha atribuido el ataque.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar