Actualidad

A Julian Assange lo detuvieron "arbitrariamente". Lo dice la ONU

Si el tribunal falla en su contra, el activista ha anunciado que se entregará a las autoridades

Imagina pasar 42 meses sin salir nunca de casa. Más de tres años y medio sin poder pisar la calle. Y no hablamos de una reclusión voluntaria y de marca asocial al estilo hikikimori, sino de un encierro “obligado”. Si algo así te pasara, ¿crees que saldrías sano de semejante trance?

Desde el 19 de junio de 2012, la vida de Julian Assange ha consistido en eso. Día tras día encerrado entre las mismas cuatro paredes. Confinado en una casa que además no es ni casa, sino un edificio oficial de un país extranjero situado en un tercer territorio.

Y la situación, claro, ha hecho mella. Física y moral. Hasta el punto de que Assange ha anunciado que se entregará a las autoridades británicas este mismo viernes si el panel de la ONU que revisa su caso falla en su contra.

Puede que te estés preguntando: ¿A qué fallo se refiere? ¿Qué caso hay que revisar?

El ciberactivista considera que el tiempo que ha pasado voluntariamente dentro de la embajada de Ecuador en Londres es equivalente a una detención, “pues sería arrestado si llegase a salir”. Por eso, en 2014 presentó una denuncia ante el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria. Y el grupo ya tiene su fallo, que anunciará mañana.

Según informa BBC, el comité legal de Naciones Unidas habría encontrado que Assange ha estado "detenido arbitrariamente" en Reino Unido. Es decir, considera que está siendo víctima de una detención ilegal.

En su comunidado de ayer, el australiano pidió que su orden de arresto fuera derogada y su pasaporte restituido si la decisión de ese panel de trabajo le favorecía. Pero parece que tal cosa no va a suceder.

Entre otras razones, porque el fallo de ese grupo no es vinculante ni tiene ningún valor legal. De hecho, la legalidad obliga a exactamente lo contrario.

La Policía Metropolitana de Londres y el Ejecutivo británico han reiterado hoy que Assange será arrestado si abandona la embajada, porque existe una orden de arresto internacional vigente contra él. Tal y como ha aclarado un portavoz del Gobierno, Reino Unido tiene la obligación legal de arrestar y extraditar a Assange a Suecia.

De paso, han recordado a Naciones Unidas que el fundador de WikiLeaks nunca ha estado detenido ni confinado contra su voluntad. Él mismo se recluyó, precisamente para evitar su detención. Es libre de salir cuando quiera.

Hay que recordar que el fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en 2012 para evitar la extradición a Suecia para enfrentar las acusaciones de abuso sexual que pesan sobre él en el país escandinavo . Acusaciones que él ha negado.

Su principal miedo, sin embargo, no es ese.

El australiano teme que Suecia le pueda extraditar a Estados Unidos, donde se enfrentaría a cargos de espionaje. En el peor de los escenarios posibles. Assange podría enfrentarse a la pena de muerte si fuera considerado culpable de publicar secretos de Estado a través de WikiLeaks.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar