PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este artista fabrica ladrillos con la polución del aire que respira

H

 

Nut Brother recolecta el polvo de la gran nube que cubre Pekín y lo convierte en tochos

PlayGround

22 Diciembre 2015 14:29

Una gran nube de contaminación cubre la capital de China, y los residentes intentan protegerse como mejor pueden, reduciendo sus actividades en el exterior, viviendo entre mascarillas, o huyendo los fines de semana lejos de la polvareda tóxica de la gran ciudad.

Entre la ingente masa de gente que camina bajo el cielo renegrido de Pekín, un hombre ha pasado cuatro horas al día, durante 100 días seguidos, empujando por las calles una aspiradora como quien pasea un cochecito de bebé.

El tipo se llama Nut Brother y es un artista de 34 años originario de la ciuda de Shenzhen. Y su última obra consiste en aspirar el aire tóxico de Pekín y convertirlo en ladrillos.


¿Podemos construir algo con la contaminación que nos mata?



El pasado julio inició su recolecta de polvo, y desde el 30 de noviembre se ha dedicado a mezclarlo con arcilla y llevar la pasta resultante a una fábrica de ladrillos.

Seguramente, la tarea de limpieza que está desarrollando Nut Brother no va a mejorar el índice de calidad del aire de la ciudad, pero sí ha conseguido que la contaminación del aire de la capital china siga estando en el punto de mira internacional desde una perspectiva distinta.

Más allá de la alarma, el miedo y la enfermedad, la idea de trasfondo de su obra parece ser positiva: él aprovecha la gran nube de polución para hacer algo que puede ser útil.

¿Podemos construir algo con la contaminación que nos mata?




Como tantos otros ciudadanos chinos, Nut Brother se expone a la contaminación cada día, pero no siempre usa la mascarilla respiratoria ni se protege, aunque sea consciente de lo dañino que es vivir en ese ambiente.

"Todo el aire de Pekín es malo", explica el artista . Él lo inhala cada día, lo recoge y lo transforma, con la intención de que "la gente empiece a pensar más en la protección del medio ambiente y en una mejor comprensión de la relación entre el ser humano y la naturaleza".

Palabras básicas, que olvidamos con demasiada frecuencia. En China, y también al lado de casa




[Vía: Quartz]

share