Actualidad

El artista que alargaba la mano como el Inspector Gadget

Esculturas abrazables

Gerardo Fledstein hace que todo en este planeta esté mucho más cerca. Lo lejano es palpable en el mundo que retrata, porque sus esculturas se estiran como si fueran el Inspector Gadget, o como si sus personajes estuvieran hechos de goma.

Los suyos son hombres normales que de pronto desarrollan una especie de superpoder elástico. A ellos les crecen las manos, les crecen los pies, les crecen los brazos hasta límites insospechados, como si se hubieran encontrado con una botellita de Bébeme —esas que agrandaban o encogían a la pequeña Alicia en su País de las Maravillas—, aunque quizá esta llevara un tiempo caducada.

Gerardo Fledstein viene de Buenos Aires, y pertenece a esa clase de artistas que triunfan en Internet gracias a su imaginación desbordante. Él convierte la aparente monotonía de un cuerpo en una materia con miles de bella posibilidades. ¿A quién no le gustaría poder abrazar a todos los árboles de un bosque, en modo de eterna gratitud?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar