Actualidad

El artículo olvidado de Harper Lee para el FBI

El biógrafo de la escritora encuentra un artículo de investigación de Lee sobre el asesinato de la familia Clutter, los crímenes que Truman Capote usó de inspiración para su clásico A sangre fría

Richard Eugene Hickock y Perry Edward Smith habían escuchado que Herb Clutter, un granjero exitoso del Oeste de Kansas, tenía una caja fuerte con miles de dólares adentro. El plan era sencillo: robar la caja y no dejar testigos. El 15 de noviembre de 1959 entraron en la casa y asesinaron a los cuatro integrantes de la familia.

Al final, la caja fuerte no existía.

Hickock y Smith ejecutaron a cuatro personas por unos 40 o 50 dólares de botín.

Truman Capote inmortalizó esa horrible historia en la que para muchos fue su obra cumbre, A sangre fría. Ahora se ha descubierto que otra popular escritora estadounidense, y amiga de Capote desde la infancia, había escrito su propia pieza periodística sobre el evento.

Hablamos, claro, de Harper Lee.

Lee ayudó a Capote con su investigación de lo sucedido en la granja de Holcomb. Su contribución quedó reducida en A sangre fría a un simbólico título de "asistente de investigación"

Charles Shields, autor de la biografía Mockingbird: a portrait of Harper Lee, es el responsable del hallazgo. En una entrevista con The Guardian, Shields explica que estaba revisando su biografía en busca de lagunas y “buscando pistas que hubiera pasado por alto anteriormente”. Así fue cómo comenzó a revisar las hemerotecas de Kansas y en uno de los periódicos, el Garden City Telegram, se encontró con la columna de Dolores Hope, amiga de Lee.

Allí descubrió algo que le llamó la atención: un recuadro anunciaba la “historia del trabajo del FBI y del agente de la Oficina de Investigación de Kansas, Al Dewey, sobre el asesinato de la familia Clutter en la revista Grapevine”. ¿La autora?

Nelle Harper Lee, una joven escritora que vino a Garden City con Truman Capote para recopilar material para la revista New Yorker sobre el caso Clutter. La primera novela de la señorita Harper está por publicarse esta primavera y está destinada a convertirse en un éxito”.

Al margen de su colaboración con Capote, Lee firmó un artículo de doble página sobre el caso que apareció en Grapevine, una publicación especializada para profesionales del FBI

Parece que Dolores Hope tenía una bola de cristal, ya que la primera novela de su amiga Harper Lee fue, en efecto, un éxito rotundo.

Matar a un ruiseñor le valió un Pulitzer en 1961 y a día de hoy está considerada una de las obras más relevantes de la narrativa norteamericana de la segunda mitad del siglo pasado. Pero el resto de la carrera de Lee estuvo marcada por la inactividad.

Lee era una famosa "ermitaña", que se negaba a dar entrevistas y dejaba sus proyectos a la mitad. Durante cinco décadas, Matar a un ruiseñor fue su única obra publicada. Ese silencio se rompió el verano pasado con la publicación de Ve y pon un centinela, un libro que se presentó como secuela para atraer lectores, aunque en realidad podría pasar por un borrador de la primera. En cualquier caso, la estrategia de marketing funcionó: solo en la primera semana se vendieron más de un millón de copias, a pesar de las críticas frías.

Precisamente es lo escaso de la obra de Lee lo que hace que este nuevo hallazgo sea un evento en sí mismo, una oportunidad de aprender un poco más sobre una autora que dejó su marca en la literatura norteamericana.

 

Cuando The New Yorker le encargó a Capote que escribiera sobre los asesinatos de la granja de Holcomb, Harper Lee viajó hasta Kansas con su amigo. De hecho, Lee participó de forma activa en la investigación periodística que Capote convertiría en A sangre fría.

Entrevistó a varios de los detectives implicados en la investigación del caso y también a testigos. Al final su contribución quedó reducida en el libro a un simbólico título de "asistente de investigación".

Pero Lee también usó ese material para un artículo de doble página que apareció en Grapevine, una publicación especializada para profesionales del FBI. La pieza apareció, sin firmar, en el número de marzo de 1960 de la revista.

Ahora el texto de Lee va a tener su oportunidad de brillar. Shields incluye detalles de su investigación en una nueva edición de la biografía, revisada y actualizada, que fue publicada el martes pasado por Henry Holt, mientras que The Grapevine publicará nuevamente su artículo el mes que viene.

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar