Actualidad

Cuando el arte urbano se alía con la naturaleza

La hierba se abre paso en el asfalto y el arte urbano transforma los espacios. Aquí van unos cuantos ejemplos brillantes de cómo ambos mundos interactúan

Los tecnócratas tal vez no piensen igual, pero si hay algo bonito en las ciudades es que son lugares impredecibles. Hay en ellas un elemento de caos irremediable que las hace atractivas. Un espíritu mutante del que muchos artistas han bebido y beben cada día. La lucha del arte urbano por mantenerse libre en las calles es exactamente la misma que la que libra la naturaleza para crecer y multiplicarse en el escaso espacio que le permite el asfalto.

Por eso no es de extrañar que ambos mundos se encuentren a menudo, y se retroalimenten. Gracias a esta combinación, de pronto muchos rincones de la ciudad cambian, se transforman. Son fogonazos de inspiración en medio de un entorno gris y muchas veces hostil. En el Mayo Francés decían aquello de que “debajo de los adoquines está la playa”. Nosotros añadimos que por las grietas de los muros siempre se cuelan nuestras esperanzas.

[Vía Bored Panda]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar