PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Descubren una "pequeña Pompeya" en el sur de Francia

H

 

La espectacular villa romana de 7.000 metros cuadrados y más de 2.000 años de antigüedad se ha conservado de manera excepcional

S.L.

04 Agosto 2017 14:32

Flore Giraud, cortesía de Archeodunum

Desde hace unos meses, un grupo de arqueólogos trabaja de sol a sol en Vienne, una localidad del sur de Francia a orillas del Ródano, para desentrañar las maravillas que esconde una parcela de 7.000 metros cuadrados.

En este terreno, que iba a destinarse a la construcción de cuatro viviendas sociales, se han encontrado unas espectaculares ruinas romanas que han sido definidas como una pequeña Pompeya.

Igual que ocurrió en la malograda ciudad del sur de italia, el fuego ha sido el responsable de la buena conservación de las casas, objetos y cimientos de esta antigua villa romana.

Con tan solo una pequeña diferencia: fue un incendio y no un volcán en erupción el que provocó la muerte de la ciudad romana.




Se cree que la villa pudo estar habitada durante 300 años, desde mediados del siglo I hasta el IV después de Cristo. Después, “una serie de incendios provocaron que los residentes huyeran del lugar dejando todo en su sitio. Es una pequeña Pompeya”, declaró a la agencia AFP Benjamin Clément, uno de los arqueólogos que trabajan en esta pequeña localidad del sur de Francia.

“Esta es sin duda la excavación más excepcional de un sitio romano en 40 ó 50 años”, añadió Clément.

Las excavaciones, que empezaron en abril y continuarán hasta diciembre, han logrado desenterrar lujosas mansiones, espectaculares mosaicos y espacios públicos que llevaban más de 2.000 años ocultos.


Se cree que la villa pudo estar habitada durante 300 años, desde mediados del siglo I hasta el IV después de Cristo.


Entre los restos se encuentra una residencia bautizada por los arqueólogos como “la Casa de las Bacanales, en honor a un mosaico en el que aparece una procesión de bacantes (seguidoras de Baco) y sátiros (criaturas mitológicas mitad hombre mitad cabra).

En otra de las casas de la villa se puede ver el rapto de Talía, musa de la comedia, a manos de Pan, el semidiós de los pastores y rebaños. Los arqueólogos también han descubierto los restos de lo que pudo ser una escuela de retórica o filosofía que cuenta con una fuente decorada con una estatua de Hércules.

Un total de 20 arqueólogos continuará trabajando hasta final de año para descubrir todos los secretos que aún quedan por descubrir del día a día en una ciudad romana.



share