PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Esta es la app que conseguirá que sonrías... aunque tú no quieras

H

 

Se llama FaceApp y su uso provoca efectos muuuy inquietantes

silvia laboreo

02 Febrero 2017 15:30

Llevas varios días durmiendo poco, no sabes por qué, y tu humor se encuentra en consonancia con la falta de sueño. Vamos, que te querrías pegar una colleja a ti mismo de los insoportable que estás. Te encuentras delante de la pantalla del ordenador de la oficina haciendo como que trabajas mientras lees chorradas en internet, cuando se acerca uno de tus compañeros. "¡Venga, foto de grupo!", grita en tu oreja.

No te has duchado, no tienes ganas de nada y este gilipollas te pide que te hagas una foto con esa gente que, sinceramente, te importa una mierda. Al final accedes, para que no te den la lata, pero, eso sí, no piensas regalarles ni un asomo de sonrisa.

1,2,3 y... Clic. "Mira cómo hemos salido".

Miras la pantalla del móvil y ves que tu cara aparece surcada por una sonrisa que podría ser la envidia del más ambicioso de los ortodoncistas. Algo no cuadra. En la vida real a ti te falta un diente desde aquella vez que te caíste del columpio.

Si algo como lo descrito te sucede, es que el freak de tu compañero ha usado FaceApp, una aplicación para iPhone que está causando furor y que es capaz de poner una sonrisa en la cara de alguien que no está sonriendo. Además, también tiene otras funciones superútiles como cambiar de género, envejecernos, rejuvenecernos o ponernos guapos con la escopeta de Homer.

La app utiliza las famosas redes neuronales –un sistema que reproduce el funcionamiento cerebral en un ordenador– para detectar tus rasgos faciales, sube esos datos a un servidor para que sean analizados y luego manipula la imagen hasta convertirte en una personas que "sonríe" de forma extravagante.

Para que haga la magia, es necesario que la foto sea frontal, que no esté demasiado cerca del objetivo, que el sujeto no tenga barba ni otros elementos y que la calidad de la imagen sea buena. FaceApp también puede modificar fotos de tu galería e incluso crear divertidas imágenes con fotografías de personajes de ficción.





Sin embargo, aplicaciones como estas esconden cierta perversión y nos hacen plantearnos cuál es el verdadero objetivo que persiguen. Por qué necesitamos fingir la risa. Qué pasa en esta sociedad para que la felicidad nos fascine tanto, hasta el punto de hacer de su consecución el objetivo de nuestras vidas. Por qué tenemos que camuflar que quizás no nos apetece sonreír a todas horas en una tecnología que lo haga por nosotros. Y que, además, nos retrate con dientes inmaculados, sin imperfecciones, blancos y alineados.

Las sonrisas sinceras, el pensamiento positivo y la felicidad son placenteros. Pero la negatividad, las emociones oscuras, la queja y el enfado también son necesarios si queremos sobrevivir.

No es bueno vivir en una ilustración de Mr Wonderful. Y tampoco que una app te pinte la sonrisa y te obligue a ser feliz. Aunque tú no quieras nada de eso.



share