PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

“Estamos apoyando una causa muy noble que es defender la vida de un animal”

H

 

Hablamos con el boxeador Javier García Roche de su cruzada en contra de la cruenta fiesta del Toro de la Vega

Margaryta Yakovenko

04 Mayo 2016 18:42

El Toro de la Vega ya no está solo. Aún faltan meses para que se celebre una nueva edición de este rito de tradición medieval, pero las asociaciones defensoras de los animales ya se están empezando a movilizar.

Este año, además, contarán con unos defensores que poco tienen que ver con la imagen de "hippies vegetarianos pacíficos" que algunos aún asocian, equivocadamente, a la causa de la liberación animal y los movimientos de oposición a este tipo de festejos. Los boxeadores de Chatarras Palace, una especie de club de la lucha del extrarradio de Barcelona, unirán sus cuerpos de acero en defensa del toro. Quieren evitar que el evento se celebre. 

Los boxeadores de Chatarras Palace, una especie de club de la lucha del extrarradio de Barcelona, unirán sus cuerpos de acero en defensa del toro

Después de ver el reciente vídeo donde dos activistas de AnimaNaturalis eran agredidas mientras grababan un 'correbous' en Mas de Barberans (Tarragona), los boxeadores han decidido que no se van a quedar de brazos cruzados.

Los chatarreros han colgado en su cuenta de Facebook un vídeo en el que le declaran la guerra a todos aquellos que maltraten al toro de Tordesillas. En la grabación piden que todos los que quieran defender al animal se desplacen con ellos a la fiesta y dinamiten la justa.

El vídeo ha tenido más de un millón de reproducciones y ya ha sido compartido más de 22.000 veces.



"Lo que no vamos hacer este año va ser en plan que nos tiren las piedras, que nos abucheen, que nos peguen, y nosotros como somos pacifistas quedarnos igual... Después colgamos un vídeo llorando con lo que nos han hecho y todo sigue igual... Ojo por ojo diente por diente... Cuando le arranqué la lanza alguno y se la meta por el culo ya verás que risa... Yo cuento con acabar preso, apuñalado, herido...ellos no creo... No es lo mismo clamar al diablo que verlo llegar...", comenta el grupo en uno de los comentarios al vídeo.

A la luz de su mensaje, algunos se preguntan: ¿es legítimo promover la utilización de la violencia para frenar la violencia animal? ¿Puede salir algo bueno de la confrontación? ¿O quizás estamos malinterpretando las palabras de los hombres de Chatarreros Palace y la suya es una llamada a la resistencia dura pero pacífica?

"Somos chavales normales y corrientes a quienes nos gusta el deporte y nos encantan los animales. Odiamos los abusos, maltratar un animal es un abuso. Hay una ley universal que defiende a los animales que tienen el mismo derecho que nosotros, no son ciudadanos de tercera", nos asegura el boxeador Javier García Roche, miembro del grupo, en una conversación.

"Me imagino que iré a Tordesillas acompañado de cientos de chatarreros, pasamos el cordón policial, impedimos la salida del toro, aguamos la fiesta, nos volvemos todos para casa. Otro caso es que gente borracha y salvaje nos quiera agredir, entonces supongo que alguno se defenderá", relata Javier cuando le preguntamos por sus planes de plantarse en la localidad castellanoleonesa.

"Somos gente de bien, en ningún momento hemos dicho que vamos a ir allí a liarla, hacer daño y tal. Estamos apoyando una causa muy noble, que es defender la vida de un animal"

Fotografía de Héctor Mediavilla, con Javier García Roche en el centro de la imagen

En todo caso, según los chatarreros, su presencia en Tordesillas nada tiene que ver con armar un alboroto. El único objetivo que buscan es lograr que la fiesta más polémica de España en la que los habitantes del pueblo agreden con lanzas a un toro hasta su desangramiento y muerte, no vuelva a tener lugar jamás.

"Somos gente de bien, en ningún momento hemos dicho que vamos a ir allí a liarla, hacer daño y tal. Estamos apoyando una causa muy noble, que es defender la vida de un animal. Apoyamos a unas chicas agredidas. Apoyamos a animalistas pacifistas, pero si gente retrógrada de un pueblo, borracha perdida, nos quiere agredir, pues nos defenderemos", explica Javier.

Por el momento, queda esperar al 13 de septiembre para ver el desenlace final de la cruenta fiesta.


share