PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Usa la 34 pero la han apartado del desfile de Louis Vuitton por ser "demasiado gorda"

H

 

Le dijeron que si quería subir a la pasarela no podría comer durante 24 horas

Sara Pérez

19 Mayo 2017 16:17

Instagram

La modelo danesa Ulrikke Hø yer ha sido la última víctima de los irracionales cánones de belleza que impone la industria de la moda. La marca Louis Vuitton decidió apartarla de su desfile de alta costura en Japón por estar "demasiado gorda". Høyer usa una talla 34.

En una foto que subió a Instagram, la modelo explicó cómo la despidieron un día antes de la prueba de vestuario. La condición estaba clara. Si Høyer quería subir a la pasarela, no podía comer nada durante 24 horas, solo beber agua. La danesa no daba crédito con lo sucedido.

Incluso la directora del casting, Ashley Brokaw, se encargó de comprobar si Hoyer había ingerido algo durante el desayuno el dia anterior. Según cuenta Høyer, aquella mañana estaba muerta de hambre, comió lo mínimo, pero horas más tarde su agente en Dinamarca la llamó para darle la mala noticia de que no participaría en el desfile, sin ni siquiera haber hecho la prueba.

La modelo danesa ha trabajado con prestigiosas marcas como Chloé, Stella McCartney o Giambattista Valli, pero parecer ser que no ha sido suficiente para Louise Vuitton, que tal y como recoge ella en su testimonio "la ha instado a morirse de hambre".

I just returned from Tokyo/Japan, where Louis Vuitton held a beautiful cruise show in Kyoto, I just never made it to Kyoto cause I was canceled for the show due to being ‘too big’. (I’m a size 34-36) Ashley Brokaw’s caster Alexia had said that there had been some problems during the fitting. According to her I had “a very bloated stomach”, “bloated face”, and urged me to starve myself with this statement “Ulrikke needs to drink only water for the next 24 hours”. I was shocked when I heard it. I woke up at 2am and was extremely hungry. The breakfast started at 6:30am – I had the absolute minimum. I was afraid to meet Alexia so my luck she didn’t arrive until 8am, when my plate was taken off the table. She said good morning to me and the other girls and looked at me, then down on my non-existent plate and up at me again. She was checking if I had been eating food. At 7pm my mother agent from Denmark called my to tell the sad news that Louis Vuitton had chosen to cancel me from the show without the refitting and that I was going to be sent back home. Not only did I have a belly, my face was puffy now also my back was a problem. I am glad I’m 20 years old with an elite sports background and not a 15 year old girl, who are new to this and unsure about herself, because I have no doubt that I would then have ended up very sick and scarred long into my adult life. TO READ THE FULL STORY CLICK IN MY BIO!!!!!!! #LVCruise2018 #mistreatmentofmodels #AshleyBrokaw #thefutureisfemale #sowhyeatingdisorders #youknowitstrue #shareifyoucare #jamespscully

Una publicación compartida de Ulrikke Hoyer (@ulrikkehoyer) el

Hoyer tenía la "cara y el estómago demasiado hinchados", según la marca. También encontraron problemas con su espalda y justificaron que su despido se debía a que la cadera le había engordado 0,5 centímetros. De momento, ni Brokaw, ni Louise Vuitton han dado explicaciones.

En una publicación en Facebook, Høyer ha relatado de forma más extensa lo sucedido. Comenta que ser apartada de la pasarela puede ser algo común, pero lo que no debería serlo es la humillación. "Esta historia no se trata sobre haber sido cancelada para un desfile. Eso ya me ha pasado antes y a todas las chicas que trabajan en esto también. Lo que no puedo aceptar es la "normalidad" en el comportamiento de las personas que encuentran placer en humillar a mujeres jóvenes".

Terminó por afirmar que las prendas de estos desfiles están hechas para "mujeres con desórdenes alimentarios".

"Afortunadamente tengo 20 años y un pasado participando en deportes de élite. No soy una chica de 15 años, que son nuevas en esto y se sienten inseguras sobre sí mismas, porque sino, no tengo duda que habría terminado por enfermar", señaló la modelo.

En los últimos años, el concepto de belleza se ha ido modificando hasta rozar el límite de lo que puede considerarse saludable y Hoyer no ha sido la única modelo en sufrir las estrictas condiciones de algunas marcas. En 2015, la famosa modelo Gigi Hadid decidió dar explicaciones a aquellos que criticaron sus curvas y después de los rumores de que el diseñador de Tommy Hilfiger la llamó gorda durante la Fashion Week de Nueva York.

share