PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Mentira podrida: esta web destapa cómo te mienten los fabricantes de alimentos

H

 

No te fíes ni de Punset

Alba Muñoz

20 Diciembre 2014 10:22

Hecho en casa, artesano, fresco, natural, auténtico, sano, como el de tu madre. Son muchos los reclamos publicitaros que la industria alimentaria utiliza para que compres sus productos. El problema está en que muchos de estos adjetivos, que buscan convencer a consumidores exigentes y cada vez más concienciados, son mentiras como casas.

La organización VSF Justicia Alimentaria Global ha lanzado la campaña Mentira Podrida con la intención de torpedear a las empresas que nos engañan. Sus perversos mensajes televisivos hacen que, al final, elijamos sus productos en el supermercado en detrimento de otros: nos importa comer mejor y estas compañías, cada vez más, se están aprovechando de ello.

Lo light engorda menos, lo natural tiene menos aditivos, todo lo que termina en –ol ayuda a bajar el colesterol, y un batido enriquecido con calcio o un paté con hierro es bueno para los niños. VSF ha detectado que determinados eslóganes son utilizados sistemáticamente para anunciar productos industriales y resaltar propiedades que no tienen, arrebatando el mérito a pequeños productores que sí venden alimentos con esos atributos.

La publicidad engañosa se basa en información falsa o aquella que, aun siendo veraz (como que un producto contenga un 0,01 de calcio añadido), pueda inducir a error al consumidor. Mentira Podrida está dispuesta a denunciar y burlarse de estos anuncios con vídeos paródicos tan descacharrantes como este. ¿El objetivo? Que los consumidores aprendan a desconfiar. Incluso de lo que dice Punset:

El problema, dicen desde VSF, es que la mayoría de la publicidad alimentaria es engañosa, y que todas las empresas buscan destacar las características saludables de sus productos. El poder de estas multinacionales para hacernos llegar sus mensajes es enorme, y aunque exista una ley que prohíbe estas prácticas, el gobierno no está por la labor de luchar contra ellas.

El anuncio más rancio

Una de las caras más divertidas de esta campaña es el concurso Premios Rancios, una convocatoria que insta a los consumidores a votar el peor anuncio alimentario de la historia. Los nominados son Puleva, Bimbo, Gallina Blanca, El Pozo, La Vaca Que Ríe y Campofrío. Vistos así, juntos y descontextualizados, son totalmente hilarantes.

Como vamos viendo últimamente, el humor es un gran catalizador de conciencia crítica. Sobre todo cuando una de las tendencias que se observan en estos spots es la contratación de periodistas y científicos, baluartes de la credibilidad, para lanzar sus mensajes. Entre los nominados están Eduard Punset y Pedro Piqueras, pero hay más y puedes verlos en el siguiente link.

Con esta campaña, VSF pretende dar un paso más hacia el consumo responsable y convertirlo en inteligente, una actitud política que, de convertirse en masiva, podría cambiar el mundo. En este sentido, desde Playground ya hemos emitido nuestro voto: este anuncio de Campofrío viene a decir que si tienes una amago de infarto, lo mejor que puedes hacer es comerte una loncha de jamón. LOL.


Debemos aprender a mirar los anuncios de comida como sketches humorísticos. Los consumidores inteligentes podemos cambiar el mundo.



share