PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Ellos son los rostros que sobrevivieron a tu ropa barata

H

 

¿Qué ha ocurrido tras el derrumbe de la fábrica de Bangladesh?

Alba Muñoz

24 Septiembre 2015 06:00

Foto de Taslima Akther

El 24 de abril de 2013, un taller de confección de 8 pisos de Savar, Bangladesh, se vino abajo. Sepultó a todos sus trabajadores, en su mayoría mujeres.

Al menos 1.134 personas murieron y 2.500 sufrieron heridas. 

Mientras la población de Savar gritaba ante una de las catástrofes industriales más letales de la historia, en el resto del mundo callábamos.

En esos talleres atestados y en unas condiciones laborales más que dudosas se fabrica la ropa que la mayoría de nosotros nos ponemos cada mañana.

Después del interés mediático por la catástrofe, volvió el silencio.

La conciencia sobre lo que significan etiquetas como "Made in Bangladesh" se hizo un poco más palpable, pero nadie se preguntó qué ocurrió con los supervivientes de la ropa barata.

El fotógrafo bangladesí Ismail Ferdous sí lo hizo. Y consiguió fondos del gobierno Holandés para documentar y mostrar al mundo qué supuso la tragedia en la vida de los trabajadores supervivientes. Qué sucede alrededor de las ruinas.

Decenas de testimonios pueden conocerse gracias al proyecto multimedia After Rana Plaza, que Ferdous actualiza en Instagram. Aquí hemos seleccionado algunos de ellos.

1.

Mahinur Akhter, superviviente. Trabajaba en el cuarto piso. Nada más llegar a su puesto, su supervisor le dijo que si no terminaba su trabajo rápido, iba a tener que hacer horas extras por la noche. 45 minutos después, el edificio Rana Plaza se vino abajo:

"Primero me dijeron que hiciera de 10 a 12 agujeros en la pared, luego me deslizaron hacia abajo con un gran trozo de tela. Después me llevaron a la clínica con una ambulancia".



2.

Ismail Sikhder, viudo. Su mujer, Nazma, fue una de las fallecidas en el derrumbe. Tenía 37 años. Ambos migraron del campo a la ciudad en busca de trabajo.

"Cuando me desperté, mi casero me preguntó si me había enterado del colapso del Rana Plaza. Al oírle empecé a gritar y corrí hasta el lugar. Vi el edificio derrumbado y un montón de cuerpos sin vida dispuestos frente a él".



3.

Rahima, perdió a su hijo. El marido de Rahima fue asesinado por criminales. Por eso sus hija Bilkis y su hijo Azam tuvieron que pedir trabajo en los talleres textiles. Bilkis sobrevivió, pero de Azam aún no hay rastro. Ahora Bilkis se ha casado, pero ha descubierto que la familia de su marido sólo quería de ella la indemnización:

"Empecé a trabajar 7 meses después del derrumbe. Tenía miedo, pero eso es menos importante que mi madre. No quería que fuera insultada por mis suegros, por eso he vuelto a trabajar".



4.

Dhuku Mia, viudo. Su esposa Jahanara murió en bajo los escombros. Tiene dos hijos. Son originarios de Murshidbigra del Sur, en el distrito de Rangpur.

"Abrí los paquetes de de cadáveres para encontrar el cuerpo de mi esposa muerta. Tuve que verlos todos, muchos se estaban descomponiendo y el olor era insoportable. Después de 21 días, no encontré su cuerpo. Ni siquiera pude comer".



5.

Shoma, superviviente. Fue rescatada con vida dos horas después el derrumbe del edificio. Cuando llegó a casa, empezó a tener problemas para respirar. Aunque está siendo medicada, no puede trabajar como antes, pues se cansa rápidamente.



6.

Mahinur, superviviente. Tenía 13 años cuando empezó a trabajar en Rana Plaza. Ahora tiene 16.

"Todos mis amigos murieron. Había ocho amigos míos. Trabajamos juntos desde el primer día y ahora están muertos".



El precio de una prenda va mucho más allá de lo que cuesta



share