PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un niño de 11 años demuestra lo fácil que es hackear un móvil con un 'juguete inteligente'

H

 

"Desde Terminator hasta un oso de peluche, cualquier cosa puede convertirse en un arma"

J.C.S.

17 Mayo 2017 15:59

Con tan solo once años, el joven Reuben Paul ha sorprendido a decenas de expertos tecnológicos al demostrar el peligro que comportan los llamados “juguetes inteligentes”.

Durante una importante conferencia de seguridad cibernética celebrada en Holanda, este “ninja cibernético” ha utilizado su oso de peluche Bob, que cuenta con WiFi y Bluetooth, para hackear los smartphones de la audiencia. Paul conectó el oso a un Raspeberry Pi, un pequeño ordenador de bolsillo, y comenzó a explorar los dispositivos Bluetooth disponibles en la sala.

Al momento, se conectó en varios sistemas que tenían activado este sistema y consiguió descargar decenas de números de teléfono, incluyendo los de algunos altos ejecutivos. Además, a través del lenguaje de programación Python, consiguió hackear su oso de peluche, encendiendo sus luces a distancia y grabando un mensaje para la audiencia.

“La mayoría de las cosas que están conectadas a internet cuentan con un sistema de Bluetooth. Yo, básicamente, he mostrado cómo puedo conectarme al sistema y enviar comandos a través de él, mediante la grabación de audio y encender las luces”, ha explicado posteriormente para la agencia AFP.

11-Yr-Old Boy origen indio aturde expertos en seguridad, hacks su equipo Bluetooth para controlar juguete

Vía AFP

Nacido en Austin (Texas, EEUU), este joven que apenas está en sexto curso lleva años sorprendiendo por sus tempranos conocimientos y su carisma cara al público. “Siempre nos sorprende, cada vez que le intentamos enseñar algo, es él el que acaba enseñándonos a nosotros”, explica su padre Mano Paul, experto en ciberseguridad.

Según informa India Times, la primera gran aparición de Reuben Paul data de 2015, cuando tenía nueve años. En la conferencia Ground Zero Summit, Paul se reunió con algunos de los mejores hackers del planeta y les advirtió, en una clara referencia a su héroe Spiderman, de que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Ahora, su advertencia ha ido directa a los padres y niños que pueden tener acceso a los juguetes inteligentes. Se trata de un producto que ya ha sido objeto de varias polémicas, como la de la Barbie Orwelliana o la espía Cayla.

Las empresas habían quitado importancia a estos productos, alegando que las grabaciones que subían a la nube solo buscaban detectar los intereses de los niños para publicidad. Sin embargo, Reuben Paul ha dejado claro que sus sistemas, además de peligrosos, son muy frágiles. Cualquiera podría hackear uno de estos juguetes para engañar a los niños y provocar secuestros o cualquier otro tipo de delito. Ahora más que nunca, se debe estar muy encima de estos potenciales problemas. Así lo resume:

“Desde los aviones hasta los coches, desde los smartphones hasta las casas inteligentes, cualquier cosa o cualquier juguete pueden ser parte del internet de las cosas. Desde Terminator hasta un oso de peluche, cualquier cosa puede convertirse en un arma”.

[Vía The Guardian]

share