PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El diario gatuno de Junji Ito: una oda al animal más tierno y cabrón

H

 

Yon y Mû es el elogio humorístico a esos animales que ponen patas arriba nuestra vida

Helena Moreno Mata

04 Diciembre 2015 17:29

El gato es ese animal al que si se le tiene estima es en un grado extremo. Es mimoso, su pelaje es suave y nos da cariño cuando más lo necesitamos. Pero... ¿por qué nadie que tiene uno habla mal de él? El dibujante de manga Junji Ito sí lo ha hecho.

Su último manga, Yon y Mû (Tomodomo), es un retrato autobiográfico que incluye a su mujer, a sus dos gatos, y todas las peripecias que Junji Ito ha tenido que hacer para ganarse la confianza de estos.

Además, supone el abandono por parte del autor del género de terror, al que nos tenía acostumbrados con Tomie o Uzumaki.



En Yon y Mû, lo que empezó siendo una nefasta relación entre el propio artista y los sus animales acaba convirtiéndose en un delirante libro lleno de humor.

Un humor que empieza cuando Junji Ito y su recién prometida A-Ko se mudan a su nueva casa y que termina con la necesidad por parte de Junji de sentirse aceptado y querido por sus gatos.

Y es que, a pesar de la poca gracia que le hacían – y que expresa durante la mitad del manga – se acaban convirtiendo, a su parecer, en seres adorables.



Junji Ito explica en este libro un cúmulo de situaciones que ponen de los nervios a la mayoría de los que tengan gatos; cómo poco a poco pueden destrozar tu casa o, lo que es peor, adueñarse de todo lo que es tuyo. En el caso de Junji Ito, le quitan lo más valioso de todo: a su mujer.

De esta forma, el autor, más allá de reflejar lo banal profundiza en la psicología de estos animales. En cómo dependen de sus dueños y, sobre todo, en cómo estos terminan encaminando su vida entorno a ellos.


Porque más allá de que conviertan tu hogar en una especie de gallinero los gatos acaparan tu atención. Por eso Junji Ito quiere sentirse aceptado y seguirá un sinfin de estrategias para que le hagan caso, tanto como el que le hacen a su mujer.

Yon y Mû es sin duda una historia divertida, pero también es un retrato de cómo podemos llegar a necesitar la aprobación de otro ser. Y más cuando la atención de uno al que queremos está siendo absorbida por este.

Es, al final, la estima que nos puede producir meter a alguien en nuestras vidas, dejar que lo revolucione —literalmente— todo y sentirnos felices por ello.

share