PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Así es como American Apparel quiere pasar del machismo al compromiso social

H

 

Provocación sí, pero con conciencia

Guiem Alba

13 Febrero 2015 11:37

Nunca supieron convencernos. Sus anuncios mezclaban machismo y racismo mientras las etiquetas de sus prendas intentaban convencernos de la ética de sus fábricas. La estrategia de American Apparel era desastrosa.

Al parecer, todo esto está cambiando gracias a Paula Schneider, la nueva CEO de la marca, decidida a dejar de mostrar a la mujer como un objeto sexual. "Hay maneras de contar nuestra historia sin que sea ofensiva. Es una marca provocadora, y continuará siendo provocadora", dice.

La estrategia sexista con la que quiere acabar Schneider era una extensión de la personalidad de Dov Charney, el fundador de la marca. Charney no paraba de acosar a sus empleadas, utilizó fondos de la empresa para comprar el silencio de quienes le querían denunciar, e incluso llegó a hacer afirmaciones racistas y homófobas. Estos eran algunos de los argumentos del comité que le despidió de su propia empresa.

Dov Charney fue despedido de la compañía que él mismo fundó.

La nueva CEO de American Apparel quiere apostar por la provocación comprometida con los derechos sociales, y también dirigirse de una vez por todas a los millennials. Por eso, fichó como modelo a Brendan Jordan, el adolescente gay. "Brendan nos inspiró por su valiente acto de espontaneidad y aplaudimos sus esfuerzos con la comunidad LGBTQ", se lee en el anuncio.

En su último vídeo, Are you ready for Pantytime?, la marca no muestra a modelos semidesnudas, sino a hombres travestidos y a mujeres de talla grande. "Tiene que ser un poco sexy, porque vendemos lencería y calcetines. Solo nos aseguramos de no traspasar la línea: se trata de empoderar a las mujeres, empoderar a la gente", afirma Schneider.

Al parecer, Paula Schneider quiere hacer una transición sana: de la provocación machista a la provocación socialmente comprometida. Quizá incluso nos esté enseñando una valiosa lección: si no tienes algo por lo que luchar, enseñar tetas no te convierte en un provocador. Solo eres un carca.



Solo puedes ser provocador si tienes un mensaje por el que luchar




[Vía Dazed]

share