PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Una nueva ley podría amenazar Internet tal y como la conocemos

H

 

La neutralidad de Internet está en riesgo, pero aún te quedan cuatro días para salvarla

PlayGround

14 Julio 2016 18:27

"Las corporaciones no controlan Internet... todavía. Puedes visitar Google o Facebook, pero ellos no son Internet. Asombrosamente, estas gigantes corporaciones coexisten con otros pequeños sitios web independientes. Pero ahora a las grandes compañías de telecomunicaciones les podrían dar un trato especial".

Así comienza el vídeo de Save the Internet, una campaña que trata de alertar de que la Unión Europea podría acabar con la neutralidad de la red el próximo agosto.

Pongamos el asunto en contexto.

La neutralidad de la red implica que ninguna empresa de telecomunicación tiene prioridad en el uso de la banda ancha. Toda la información que circula lo hace con las mismas garantías con independencia de la plataforma que provenga.

La Unión Europea aprobó en 2015 una legislación sobre esta neutralidad, pero hubo muchas ambigüedades que ahora necesitan ser aclaradas. El Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (BEREC, por sus siglas en inglés) tiene que implementar unas directrices que eliminen las ambigüedades para finales de este agosto.

De momento, BEREC ha sacado a la luz un borrador de ley que se puede consultar. En el borrador, la neutralidad se ve amenazada por tres posibles prácticas:

1. Zero Rating

El Zero Rating supone que el tráfico de determinadas fuentes no se contabilice dentro de tu límite de datos mensual. Las empresas de telecomunicaciones, con esta práctica, pueden hacer que unas aplicaciones sean económicamente más atractivas para el usuario, pudiendo así elegir que servicios triunfan y cuales fracasan. Esto viola la neutralidad de la red, coartando la libertad de elección de los usuarios y mutilando la innovación.

2. Gestión de tráfico

Será el propio proveedor de Internet el que decida por ti qué tráfico es importante y qué servicios ralentiza a su propio criterio.

3. Servicios especializados

Las grandes compañías de telecomunicaciones podrán pagar para que sus servicios funcionen a más velocidad en la banda ancha. Esto empujará a las pequeñas páginas independientes que tengan un línea lenta.

Se puede valorar el borrador en la web de Save the Internet. Si no te gusta lo que lees, súmate a la presión.




share